El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife proyecta la puesta en marcha de un conjunto de actuaciones que mejorarán los servicios públicos e infraestructuras de la capital tinerfeña y redundarán en beneficios para la calidad de vida de los chicharreros y las chicharreras.

Durante el desarrollo de la Comisión de Control, el concejal de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos del Consistorio chicharrero, José Ángel Martín, dio cuenta de la evolución de los proyectos, anunció la inminencia de algunas obras y valoró el elevado número de empresas que se han presentado para las licitaciones, que calificó de “una cifra récord”.

Entre los objetivos fijados por la Corporación destacan la apuesta por el transporte público y el fomento de las energías renovables. Así, tal y como anunció Martín, en cuanto se desbloquee la disponibilidad de suelo, que ya cuenta con un informe positivo para hacerlo, Ofra dispondrá de un intercambiador de guaguas que implementará los servicios de tranvía y taxis.

La instalación dotaría de mayor conexión y fluidez a la zona, que cuenta con una alta densidad de tráfico y resulta un punto fundamental de paso para los vecinos y vecinas de la zona, Las Retamas, Juan XXIII, San Pío, Taco o Nuevo Obrero.

Mediante la mejora del servicio de guaguas, el Consistorio espera que se produzca una reducción del vehículo privado en favor del transporte colectivo y, según detalló el concejal, el intercambiador de Ofra se levantará sobre una planta trapezoidal en la avenida Príncipes de España y dispone de un presupuesto de 168.109,41 euros.

En la misma línea de promover una ciudad comprometida con el medio ambiente, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife trabaja en el Proyecto Calle 100% Sostenible, que pretende compensar la huella de carbono relacionada con el alumbrado público y señalética de tráfico mediante la adición de generación de energías renovables al sistema eléctrico. Además de la promoción de las renovables en el alumbrado público, se quiere fomentar la movilidad sostenible, a través del uso del vehículo eléctrico, e implementar sistemas de monitorización con el fin de llevar un mejor control y mejorar la eficiencia energética de los sistemas.

El presupuesto para la ejecución de las calles 100% sostenibles es de 1.596.807,15 euros. La previsión es licitar la obra en este primer semestre de 2020 y una veintena de empresas han acudido ya a la puja. Martín recalcó que este dato es una buena noticia porque el propósito de la Corporación es favorecer “la mayor concurrencia posible”.