La alcaldesa de la capital de Tenerife, Patricia Hernández, acompañada de la responsable de Vivienda, Marta Arocha, y de la concejala de Deportes, Elena Mateo, ha presentado hoy en rueda de prensa el Plan de remodelación y puesta a punto de instalaciones deportivas abiertas con el que el equipo de gobierno capitalino quiere “darle dignidad y sobre todo calidad a las instalaciones de nuestros barrios para entregárselas a sus legítimos dueños que son los vecinos y vecinas de Santa Cruz de Tenerife”.

Patricia Hernández, explicó que los trabajos ya empezaron hace una semana en ochos canchas del municipio, concretamente en las de La Multa, Cesar Casariego, Santa Clara, San Antonio-Nuevo Obrero, Yanira, San Gerardo, San Juan de la Rambla y la cancha de bolas de San Gerardo, pero que el total del plan contempla más de 30 acciones.

Así, según detalló la regidora municipal, “en 11 meses, antes de que se cumpla un año, estarán listas también las instalaciones deportivas de Los Gladiolos, Salud Alto-Cuesta Piedra, El Perú, Santiago Apóstol, García Escámez, Chimisay Alto, Vistabella, las 148 viviendas de Ofra-Las Delicias, Chamberí, Tío Pino, Llano Alegre, San Pío, Añaza y Añaza 2, Santa María del Mar, Alisios, Tíncer, La Gallega, Barranco Grande, El Tablero, El Sobradillo y San Andrés”.

A estas acciones previstas  también se unen la mejora del polideportivo de San Andrés, así como las canchas de Duggi, El Sobradillo (donde también se hará el techado), y Juan XXIII, aunque este proyecto queda aplazado, puesto que se va a realizar una obra de mayor envergadura en la que se incluyen aparcamientos subterráneos.

Para llevar a cabo este plan, el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife -y más concretamente el Área de Vivienda- ha obtenido una parte de la financiación (2,1 millones de euros) del Cabildo de Tenerife, a través de la subvención del plan de empleo denominado “Santa Cruz – Haciendo barrios”, gracias al que, además de la remodelación de espacios públicos esenciales, se apuesta por la empleabilidad y las posibilidades de reintegración en el mercado de trabajo de personas que se han formado o tienen experiencia en el sector de la construcción, mayores de 45 años y que se encontraban en situación de desempleo.

A estos fondos, hay que sumar los cerca de 850.000 euros invertidos en la mejora del polideportivo de San Andrés y otras tres canchas, además de que el área de Deportes del Ayuntamiento capitalino aportará la inversión necesaria para los materiales con los que se están llevando a cabo las obras a lo que se sumaría las dotaciones para dejar las instalaciones en un estado óptimo, como por ejemplo, son las canastas, porterías, redes y demás equipamientos que sean necesarios en cada una de ellas.

En palabra de la alcaldesa “hemos volcado en este plan de empleo esta prioridad política que es el deporte en nuestros barrios y para ello se han optimizado los recursos sumando la subvención y las inversiones del ayuntamiento consiguiendo no solo mejorar estos espacios sino además apostando por el empleo”.

NO SE REPARARÁ EN GASTOS

La alcaldesa ha asegurado que no van a «reparar en gastos» e irán incorporando recursos adicionales en función de las demandas que vayan surgiendo en las inspecciones a las canchas, puesto que en su mayoría las canchas está llenas de grietas, sin vallas, sucias e incluso sin las líneas más básicas pintadas en el suelo.

Por su parte la edila de Vivienda, Marta Arocha, ha apuntado que los 78 trabajadores han sido contratados a través del área de Vivienda. La responsable dijo que “hemos tenido que coordinarnos con los servicios municipales del Ayuntamiento ya que en todas las cancha se han tenido que emplear cuadrillas de limpieza previas a la llegada de los obreros por la suciedad y desperfectos que se localizaban.

Elena Mateo, como responsable de Deportes, comentó que el objetivo del plan es ayudar a que las canchas sean «punto de encuentro» de jóvenes y vecinos, recordando que el fomento de la práctica del deporte cerca de sus casas es una prioridad para este equipo de gobierno.