El Santa Cruz Horror Fest, festival dedicado al arte oscuro y macabro, regresa en este tramo final de 2019 con una variada muestra en la que se incluirá música, cine, proyecciones, exposiciones, actividades de escape room (13 y 14 de diciembre en Casa Kilig), pinturas, maquillajes, entre otros aspectos lúdicos para los amantes de esta temática.

El Santa Cruz Horror Fest regresa tras una exitosa edición del año pasado en la que contó con una notable afluencia de público y lo hace fijando su día grande para el 30 de noviembre en las instalaciones del Ocean Club, con una jornada repleta de actividad relacionada con el mundo oculto y del misterio. Entre los actos programados destacan la suspensión corporal de Ángel Guerra y el espectáculo de BDSM y Shibari. Las entradas, al precio de 10 euros, se pueden conseguir en Malibú Tattoo Studio en Santa Cruz y el pub Atómic en La Laguna.

Este día, dentro de un apuesta incluso más lúdica respecto a ediciones anteriores, el público podrá disfrutar de las actuaciones musicales con formaciones de estilo dark, con formaciones como la banda barcelonesa Malefixio, además de los locales Punkillers, Disoomnia y Noiseed y los Jö Claverie, Eva Olvido y Dee Lay.

Ese mismo día también contará con una zona de terraza donde se desarrollaran varias actividades tales como los cuentos macabros, talleres de make up y las sesiones de Varick Composer y DJ Terror. Amenophis el Cenobita será el maestro de ceremonias.