La alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife, Patricia Hernández, presentó este viernes una serie de medidas destinadas a visibilizar y concienciar sobre la importancia de la prevención por el Día contra el cáncer de mama. Acompañada de Carmen Bonfante, presidenta de ÁMATE (Asociación de Cáncer de Mama de Tenerife), la empresa de gestión de residuos Ecovidrio y el colectivo de taxistas, la regidora municipal explicó que la ciudad se vestirá de rosa para visibilizar la enfermedad y mostrar su solidaridad hacia las personas que la han padecido o padecen, porque el compromiso del Consistorio es combatir la desinformación para conseguir la normalización y aumentar la detección precoz.

La regidora municipal anunció que durante todo el fin de semana se iluminarán de color rosa la fachada del Ayuntamiento capitalino y la Fuente de la Fecundidad del Parque García Sanabria. Además, la institución ha cedido a ÁMATE una pared a la entrada del Parque Viera y Clavijo para que diseñe un mural que elaborará un grafitero con el fin de contribuir a la concienciación, sobre todo de las personas más jóvenes, “que lamentablemente no están exentas de padecer esta enfermedad”.

Igualmente, se suma a la campaña el colectivo de taxistas municipales, que visibilizará su solidaridad luciendo durante unos días camisetas de color rosa en sustitución de su tradicional atuendo azul y la Carrera Santa Cruz Extreme que se realiza este sábado entregará una mochila a favor de la lucha contra el cáncer de mama durante la recogida de los dorsales para sus pruebas.

El objetivo del Ayuntamiento es reducir la incidencia del cáncer de mama a través de la concienciación, ya que, según los facultativos, con un diagnóstico temprano se logra un alto porcentaje de curación. Sin embargo, como resaltó la regidora, hay que revertir una realidad: “una de cada tres mujeres no acude a realizarse sus pruebas cuando es citada y no puede seguir habiendo cientos de mujeres que no se realizan la mamografía cuando son llamadas por el Servicio Canario de Salud”.

Patricia Hernández destacó que es primordial que la población conozca que la prevención es el mejor aliado para alejar el cáncer de mama: “No hay que tener miedo a ir al médico, al revés, nos tiene que asustar no saber cómo nos encontramos; nos tiene que asustar no acudir a las revisiones” y avanzó que el Ayuntamiento aprobará en pleno municipal ayudas para la distribución de prótesis, pelucas, etc. en apoyo a las personas afectadas por esta enfermedad oncológica.

Por su parte, la presidenta de ÁMATE, Carmen Bonfante, agradeció y suscribió las palabras de la alcaldesa al recordar que “hay que ir al médico, porque el cáncer de mama, cogido a tiempo, se cura en el 90% de los casos”.  La ONG ha dispuesto una treintena de mesas informativas por la Isla para incidir en el mensaje de la necesidad de prevención y anima a la ciudadanía a acercarse a conocer más sobre la enfermedad.

El Ayuntamiento recuerda por último que todas estas medidas están encaminadas a “decirles a las mujeres que padecen cáncer que no están solas, que tienen nuestro apoyo; y a la población en general, recordarles la necesidad de llevar un estilo de vida saludable y sobre todo que no dejen de ir a las revisiones. Acudir a una mamografía o quedarse en casa puede ser la diferencia entre estar sano o enfermar”.