El próximo 14 de septiembre el Auditorio de Tenerife recibirá en concierto a Dulce Pontes, en el marco del Festival Mar Abierto, con  ‘Peregrinaçao. El último trabajo de la artista portuguesa es un repertorio que incluye fados nuevos y clásicos, pero también homenajes al folclore argentino, poemas de Pessoa musicados.

El ser humano vive en un mundo confuso y necesita emprender un viaje a su interior, una búsqueda que conecte con sus emociones. Peregrinar significa recorrer de un lado a otro y se hace para buscar algo: las profundidades del alma. Es el caso del nuevo trabajo de la cantante, instrumentista, compositora, arreglista y productora portuguesa Dulce Pontes que desde otro doble ‘Momentos’ en 2009 no publicaba un nuevo disco.

Cinco años le ha llevado a dar forma a ‘Peregrinaçao’ como una artesana de los sonidos y la colaboración de António Pinheiro da Silva. Bragança ha sido el epicentro donde sus compromisos para actuar en directo le han dejado concentrarse en este trabajo conceptual el primer cd ‘Nudez’ en portugués y el segundo ‘Puertos de Abrigos’ prioritariamente en español, con dos temas en galaico-portugués y en inglés. Bragança se encuentra en el nordeste luso en la región de Tras-Os-Montes y entre el estudio de su casa llamado Catacumbas, donde ha ensayado y grabado, y otro de la capital trasmontana se han convertido en su refugio creativo. Los estudios Namouche de Lisboa y los míticos ION de Buenos Aires han convertido este peregrinaje de Pontes en una experiencia única como todo aquello que se hace con la verdad.

El bilingüismo de ‘Peregrinação’, una reivindicación ibérica, no es ningún obstáculo para que las veintidós canciones que se reparten en los dos discos mantengan una línea de coherencia musical. El primer CD ‘Nudez’ está trabajado desde la austeridad donde Dulce Pontes pasa de pianista a percusionista de tambores, djembes, botellas y todo lo que se pueda percutir. ‘Peregrinaçao’ es un viaje al interior, a lo emocional, a la vida en tiempos convulsos. Un doble cd muy necesario para caminar con un estado de conciencia