Esta semana Santa Cruz recupera uno de los clásicos de la Avenida Anaga con la apertura del Manhattan; ahora con una imagen renovada y con Eduardo Morales al frente, dueño también del Berlín 89, otro de los locales de moda de la zona.

Bajo el nombre de Manhattan Studio y como pub-cervecería se presenta este candidato a convertirse en un referente de ocio en la capital. Por ahora solo se podrá disfrutar de la amplia gamas de cervezas -que se servirán bien frías gracias a su innovador sistema de refrigeración de barriles y a unos tiradores que pelicularmente se han instalado al revés-, así como de la carta de tapas que estará disponible desde este mismo martes.

La segunda parte del proyecto contempla abrir la planta baja del local como sala para bailar, ademas de convertirse en un espacio para actuaciones en directo como conciertos o monólogos, entre otros eventos.