El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife lanzará una campaña de comunicación para reforzar el compromiso de los ciudadanos con la limpieza y mantenimiento de los espacios públicos del municipio, al objeto de incrementar la eficacia de la inversión que realiza la Corporación anualmente en esta materia.

La campaña se extenderá durante las próximas seis emanas a través de distintos medios y soportes, bajo el lema “Tu ciudad, tu casa. ¿La cuidamos juntos?”.

El Ayuntamiento afronta la iniciativa desde una óptica de corresponsabilidad entre la acción de la administración pública y los propios vecinos para avanzar en la construcción de una ciudad cada día más limpia y respetuosa con el medio ambiente urbano.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, presentó hoy los detalles de la campaña, acompañado por el  cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga.

Bermúdez explicó que se trata de concienciar a los vecinos para que cuiden su entorno, al menos como lo hacen con su propia casa, y precisó que la iniciativa forma parte de una estrategia municipal para mejorar la limpieza de la capital tinerfeña. Por un lado, con la adjudicación de un nuevo concurso para incrementar los recursos materiales y humanos en la materia y, por otro, con campañas de concienciación. “Se trata de compaginar dos elementos: que el Ayuntamiento limpie más y que el vecino ensucie menos”, dijo.

“La ciudad –continuó- es un espacio público de convivencia, cuyo cuidado nos concierne a todos”.

Arteaga, por su parte, subrayó que desde Servicios Públicos se ha detectado la necesidad de profundizar en la concienciación ciudadana, de modo que Santa Cruz pueda ganar más aliados para mantener una ciudad limpia y para vivir.

En cualquier caso, el concejal recordó la mejora de diferentes indicadores que ha registrado la capital tinerfeña  en los últimos años, entre ellos la separación en origen, que se ha traducido en un incremento del 14,6 por ciento en envases ligeros; un 10 por ciento en papel cartón o un 25 por ciento en aparatos eléctricos o electrónicos.

Mensajes claros

La campaña se nutre de mensajes que equiparan los espacios privados a los públicos para interpelar a aquellos vecinos cuyo comportamiento difiere en el cuidado de unos y otros.

La Corporación entiende que gran parte de la ciudadanía cumple y es respetuosa con la limpieza, por lo que la campaña pretende alienar con esta mayoría a los vecinos que no lo hacen.

Santa Cruz despliegue anualmente un importante gasto para el servicio de limpieza, en sus diferentes ámbitos y modalidades.  El próximo contrato a formalizar ascenderá unos 17 millones de euros anuales, lo que supone un desembolso de 82 euros por cada uno de los 207.000 habitantes de la ciudad.

Además, el nuevo contrato que adjudicará el Ayuntamiento supondrá un avance  sustancial en la prestación del servicio, puesto que incorpora mejoras con respecto a las estipulaciones del contrato vigente.

La campaña de comunicación se fundamenta en el hecho de que construir una ciudad inteligente, con vocación de capital turística y con calidad de vida, implica reforzar el compromiso institucional del Ayuntamiento para con la ciudadanía, pero, al mismo tiempo,  visibilizar el esfuerzo de la administración y convocar la voluntad de corresponsabilidad por parte de los vecinos que habitan en ella.

Además, la nueva marca ciudad contribuye al reconocimiento de la localidad y favorece la conciencia ciudadana común sobre el municipio, así como de sus atractivos para la promoción exterior y turística.

Al igual que ocurre en otras administraciones locales, el hecho de disponer de una identidad corporativa clara y una ‘marca ciudad’, asiste en la consecución de  una mayor cohesión social y vinculación de los vecinos y ciudadanos con el lugar de residencia y hogar de todos.

Esta situación espera verse reflejada también en el estímulo de actitudes positivas hacia el territorio, así como en una mejor convivencia entre los habitantes y un impulso para los negocios, la cultura, el trabajo y en definitiva para la vida cotidiana de la gente.