Santa Cruz de Tenerife es la capital de provincia más atractiva fiscalmente de España, de acuerdo al informe anual de Fiscalidad Local que elabora el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) y que hoy fue presentado en una jornada técnica organizada por el Colegio Oficial de Economistas de nuestra provincia.

El informe, que ha analizado de forma pormenorizada los sistemas fiscales vigentes en las 50 capitales de provincia y en las dos ciudades autónomas norteafricanas, sitúa el esfuerzo fiscal por habitante y por todos los conceptos tributarios en la capital tinerfeña en 383,7 euros, sólo superior a los registros de las ciudades de Ceuta y Melilla.

La autora del informe anual, María José Portillo, profesora en la Universidad de Murcia y doctora en Ciencias Económicas y Empresariales, confirmó que Santa Cruz es la capital presenta la fiscalidad más baja, después de analizar los índices y valores en los impuestos de Bienes Inmuebles, sobre Actividades Económicas, de Rodaje, de Construcciones y Obras y en la Plusvalía, que grava el incremento del valor de los terrenos urbanos.

En el principal impuesto municipal por volumen de recaudación, el IBI, la ciudad ingresa 188,5 euros por habitante, el menor ingreso en una capital de provincia junto a Vitoria, Pamplona y Bilbao. A diferencia del IAE, donde Santa Cruz se sitúa por encima de la media (40) con 42,2 euros, pero lejos de Sevilla que, con más de 63 euros, encabeza la clasificación.

En cuanto al impuesto de rodaje, Santa Cruz es la segunda capital con menor presión fiscal tras Barcelona y la primera en el impuesto sobre Construcciones y Obras, donde la capital tinerfeña registra el tipo más bajo de toda España (1,8%) y la previsión de ingreso más baja.

Más recursos para familias y empresas

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, destacó en la conferencia de prensa organizada por el Colegio de Economistas que “estos resultados son un reconocimiento al trabajo que venimos haciendo en equipo, en nombre de Santa Cruz”.

“Hemos apostado por recaudar menos impuestos y que haya más recursos en los bolsillos de las familias y de las empresas, que son quienes protagonizan la recuperación del gasto y la inversión en la ciudad”, argumentó.

En concreto, Bermúdez reveló que durante los últimos años se han suprimido en Santa Cruz alrededor de 20 tasas municipales y se ha reducido los tipos y coeficientes de la mayoría de los impuestos de naturaleza municipal.

“Es un trabajo que está dando resultados importantes. Hoy, en Santa Cruz, la capacidad de inversión la hemos multiplicado por 11 y el endeudamiento se encamina a su completa liquidación en 2019.

“Hace unos años tardamos en pagar a los proveedores más de 300 días; ahora, los proveedores tardan en cobrar del ayuntamiento muna media de 10 días”, señaló.

El alcalde agregó que la política fiscal de Santa Cruz en su conjunto ha generado un impacto económico, en términos de ingresos, y laboral, en términos de empleo, muy notable, como acredita los informes oficiales de la CEOE.

“A día de hoy podemos asegurar que el dinamismo económico de Santa Cruz se sitúa claramente por encima de la evolución media que registran Tenerife y Canarias”, añadió.

El alcalde agradeció este avance en materia fiscal y económica al Ayuntamiento, particularizando la felicitación en el octavo teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Juan José Martínez, que le acompañó en el acto informativo.

Por su parte, el decano del Colegio provincial de Economistas, Miguel Ángel Sánchez, confesó que “sin ninguna duda, la posición fiscal de Santa Cruz es la mejor de España”.