Hasta el próximo mes de mayo se podrá visitar la exposición Un viaje imparable, que resume los 40 años de la empresa de Titsa, que se ha instalado en el hall del Intercambiador de Guaguas de Santa Cruz para dar a conocer la evolución de la empresa en todo este tiempo.

En ella permanecerán expuestas dos guaguas, una restaurada y otra actual, que representa el salto tecnológico que ha vivido Titsa a largo de este periodo de tiempo. A largo de varios bloques expositivos, los asistentes podrán realizar un viaje en el tiempo a través de varias fotos y objetos, como uniformes antiguos, que forman parte de su historia.

En la exposición se ve reflejada la apuesta de la compañía por la incorporación de la mujer y las mejoras en la accesibilidad de los vehículos, introducidas gracias al trabajo conjunto con los colectivos de personas con discapacidad. Asimismo, queda reflejado el empeño por mejorar el cuidado por el medioambiente gracias a la introducción de vehículos con tecnología más ecológica y eficiente.

Además, se emitirá un vídeo conmemorativo que recoge testimonios de trabajadores y usuarios sobre el significado que tienen Titsa para ellos y su contribución a la sociedad y desarrollo de Tenerife. La muestra pretende mostrar la apuesta decidida y constante de la compañía por mejorar día a día con el objetivo de ofrecer un servicio de transporte útil, eficiente, cómodo y seguro.

Historia de la compañía

El 12 de enero de 1978 se creó Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa), tras una huelga de 108 días de los casi 1.000 trabajadores de la empresa privada que gestionaba el transporte de la isla. En el año 1986 la titularidad de las acciones de Titsa al completo pasa al Gobierno de Canarias.  A partir de este momento, la empresa controla todo el transporte interurbano en Tenerife excepto algunas zonas que estaban en manos de empresas privadas.

En 1999, las líneas, frecuencias y horarios son controlados desde el Cabildo de Tenerife pero la gestión de la empresa está a cargo del Gobierno de Canarias. En 2007, el Cabildo de Tenerife se hace con el 100% de las acciones de la compañía, por lo que desde ese momento gestiona tanto las frecuencias, horarios y líneas, como la empresa a nivel interno.