El actor Juan Diego encabeza el reparto de la obra ‘Una gata sobre un tejado de zinc caliente’, que se representará en el Teatro Guimerá a las 20:30 horas de este viernes 10 y el sábado 11. El texto original, de Tennessee Williams, es un intenso drama familiar, trasmitido de forma sincera, profunda y llena de ese sentido del humor que hace reír al público en momentos profundamente dramáticos.

Muchos espectadores tienen en la memoria la película de Richard Brooks, protagonizada por Paul Newman y Elizabeth Taylor. Pero la obra original de Williams merece una nueva revisión, en forma de obra teatral, para mostrar facetas más ocultas e incidir en temas tan actuales como la familia, la pasión, la enfermedad, la ambición, la adicción, el amor y, sobre todo, el desamor.

Las entradas, al precio de 22, 24 y 26 euros, se pueden adquirir en la taquilla del Teatro Guimerá de martes a viernes, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas. También se pueden comprar por teléfono llamando al 922 609 450 o por internet en la página www.teatroguimera.es. El sábado la taquilla abrirá dos horas antes de que comience la función.

Los poseedores del carné del Guimerá podrán beneficiarse de un 20 por ciento de descuento en el precio de la entrada. Los miembros de familias numerosas generales, personas con discapacidad a partir de un 33 por ciento, mayores de 65 años y jóvenes con edades comprendidas entre los 13 y los 26 años también tienen un descuento del 25 por ciento. Los miembros de familias numerosas especiales pueden beneficiarse de hasta un 50 por ciento de descuento.

Esta versión de ‘Una gata sobre un tejado de zinc caliente’ busca conmover al espectador, hablar de conflictos universales y eternos como la muerte, la mentira, el sexo, la represión, la homosexualidad, la ambición, las frustraciones y todo lo que ocurre ante una gran crisis dentro del núcleo familiar.

La obra está interpretada por Juan Diego, Andreas Muñoz, Begoña Maestre, Alicia Sánchez, Marta Molina y José Luis Patiño. En opinión de la directora de la obra, Amelia Ochandiano, “se trata de una función dura y romántica, con una prosa capaz de hacernos volar pero que nos mantiene atados a la realidad, un drama familiar contemporáneo lleno de sinceridad, hondura, poesía y sentido del humor, porque Williams fue un poeta romántico del teatro y consigue con esta obra maestra, emocionarnos y sobrecogernos a partes iguales”.

La obra se desarrolla cuando al abuelo le están preparando una fiesta de cumpleaños en la flamante finca que comparte con su mujer desde hace cuatro décadas. Es un hombre enfermo, pero mantiene la esperanza de comprar la vida eterna. Sus dos hijos, con sus respectivas mujeres, han acudido a la casa familiar para celebrar el cumpleaños y su aparentemente recuperada salud.

Brick es el hijo menor, pegado a una botella de whisky desde hace unos meses y despreciando a su mujer Maggie. Gooper, el mayor de los hijos, también está con su esposa Mae y sus seis retoños, haciendo méritos para hacerse con la posible herencia del patriarca. Maggie, la gata en medio de todos, es una nuera bella y ansiosa, dispuesta a arañar a todo aquel que ose arrebatarle lo que la vida puede ofrecerle. La vida nunca ha sido demasiado generosa con ella, pero ahora le brinda una oportunidad a la que se agarra con uñas afiladas. Un brillante y potentísimo texto que transcurre a lo largo de una asfixiante tarde de verano.

Thomas Lanier Williams, conocido como Tennessee Williams, nació en 1911 en Columbus. Hoy en día está considerado como un clásico del teatro contemporáneo. Es autor de obras tan emblemáticas como ‘El zoo de cristal’, ‘Un tranvía llamado deseo’, ‘Verano y humo’, ‘La ‘La rosa tatuada’, ‘La gata sobre el tejado de zinc caliente’, ‘De repente el último verano’, ‘Dulce pájaro de juventud’ y ‘La noche de la iguana’. A partir de los años 70, muchas de sus obras son llevadas al cine con gran éxito. La colaboración con el director Elia Kazan fue una de las uniones más productivas del siglo XX dentro de la industria cinematográfica de Hollywood.