El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife iniciará una campaña de divulgación y promoción del patrimonio histórico del municipio, con el objetivo de generalizar el conocimiento popular sobre sus bienes materiales e inmateriales y animar a su disfrute por parte de la ciudadanía. La campaña se suma a otras líneas de actuación que desarrolla en estos momentos la Corporación, como el Plan Estratégico de Patrimonio o el proyecto PC 2.

Tanto la campaña como el resto de programas que ha puesto en marcha la Concejalía delegada de Patrimonio Histórico se fundamentan en la convicción de que sólo desde el conocimiento de las riquezas patrimoniales del municipio se puede garantizar su conservación y eventual rehabilitación.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y la concejal de Patrimonio Histórico de la Corporación, Yolanda Moliné, presentaron los detalles de la campaña, que se prolongará hasta el próximo 16 de noviembre, fecha en la que la Unesco celebra el Día Internacional del Patrimonio Mundial.

Bermúdez explicó que la acción municipal en esta materia se orienta en dos direcciones: por un lado, en las acciones concretas de rehabilitación del patrimonio material y, por otro, en la sensibilización de la ciudadanía para que “se sientan orgullosos de las ciudad en la que viven y contribuyan a la protección de todos sus bienes, ya sean tangible e intangibles.

En relación a la primera de ellas, el alcalde recordó que en breve comenzará la rehabilitación de la Plaza de Los Patos, un auténtico símbolo de la ciudad, y anunció que la redacción del proyecto para el Templo Masónico podrá estar concluido el próximo año y que a principios de 2019 podrán comenzar las obras.

En este mismo sentido, subrayó que en breve se acometerá la primera de las fases de la rehabilitación del Palacio de Carta, para abrir al público la planta baja, y que también se abordará el proyecto integral de rehabilitación del cementerio de San Rafael y San Roque.

Bermúdez también confió en que pronto se pueda desbloquear la rehabilitación del parque Viera y Clavijo  y el Gobierno de Canarias asuma la obra o “nos dé los recursos para hacerla nosotros mismos”.

Vivir el patrimonio
Moliné, por su parte, explicó que “la campaña consiste en la difusión en los medios de comunicación de mensajes para que los ciudadanos disfruten de los bienes patrimoniales, bajo el lema ‘Nuestro patrimonio, parte de tu historia; vívelo’,  y en la colocación de paneles publicitarios (mupis) en diferentes puntos de la ciudad”.

La concejal aseguró que “aún hoy tenemos mucho patrimonio que es desconocido por la ciudadanía, por lo que la campaña es una invitación a todos para que lo disfruten y, al mismo tiempo, lo conozcan, protejan y valoren”.

En paralelo se activará un apartado en la web municipal, con una completa información sobre el concepto y especificidades de los bienes patrimoniales del municipio; entre ellos, los bienes de Interés Cultural (BIC) y el patrimonio inmaterial, arqueológico, etnográfico o  arquitectónico.

La concejal insistió, en cualquier caso, que la campaña se incardina en la política municipal sobre patrimonio histórico y cultural, y que en los últimos meses se ha concretado en la elaboración de un Plan Estratégico, que se encuentra en su última fase de desarrollo.

De igual forma el proyecto PC 2 (Patrimonio cultural + Participación ciudadana)  encara su recta final, con el procesamiento de la información y las sugerencias realizadas por las entidades ciudadanas y colectivos sociales de los cinco distritos municipales que han participado del programa.

El desarrollo de programas en materia de patrimonio histórico se complementa también con otras acciones específicas impulsadas por la Concejalía, como la exposición itinerante que ha recorrido los centros de Educación Secundaria Obligatoria e institutos de la capital o la organización de encuentros científicos, como el de patrimonio militar; precisamente, las conclusiones de este último han propiciado la puesta en marcha de un proyecto para la rehabilitación de la batería militar de San Francisco. O la colaboración con la Asociación Salvemos la Historia.

Asimismo, el Ayuntamiento renovará su participación en el gestor cultural de la Fundación Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP), una herramienta “on line” que compendia información acerca de cada uno de los bienes culturales –tangibles e intangibles- del municipio.