Santa Cruz de Tenerife opta a convertirse en la sede de la próxima edición de la Copa del Rey de waterpolo, tras la primera toma de contacto mantenida hoy martes por representantes de las instituciones locales y de la Real Federación Española de Natación (RFEN), organizadora de esta competición, que se disputaría del 2 al 4 de febrero de 2018.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha recibido en el Ayuntamiento al presidente de la RFEN, Fernando Carpena, quien le dio a conocer los detalles del proyecto junto al director general de Deportes del Gobierno de Canarias, José Francisco Pérez; el consejero delegado de Ideco, Eusebio Díaz; y el presidente del CN Automotor Canarias Echeyde, David Rivas.

Bermúdez advirtió que si las conversaciones establecidas con el organismo federativo terminan fructificando, “Santa Cruz albergaría esta competición en la piscina municipal Acidalio Lorenzo. Todos los representantes de las instituciones hemos mostrado nuestra predisposición a los organizadores, emplazándonos a la próxima semana para definir el proyecto antes de adoptar un pronunciarnos definitivo”.

Por su parte, Pérez señaló que el Echeyde “participaría como equipo anfitrión de la competición, que reuniría en Santa Cruz al club tinerfeño, que celebra este año el vigésimo quinto aniversario de su fundación, con los siete mejores equipos de la División de Honor del waterpolo nacional”.