La Glorieta de Pedro Mendoza, conocida popularmente como Glorieta de La Salle cuenta desde esta semana con un nueva cafetería, pero no una cualquiera, sino una que destaca por su diferenciada carta y coqueta decoración, los clientes de la zona ya pueden degustar lo que ofrece Paladar by Romera.

En este negocio familiar cobran especial protagonismo los bocadillos gourmet, con especial atención al King Crab –llamado ser el bocata estrella de la casa- o su particular versión del cubano de la película Chef, además de un sabroso perrito de ensalada de huevo y el sándwich relleno de mantequilla de maní y mermelada de frambuesa, por citar algunos de la carta. Ninguno supera el precio de 3 euros.

Otro de los puntos fuertes de Paladar es la repostería, donde encontraremos tartas de Oreo, Selva Negra o Tres Leches, entre otras, así como algunos clásicos de la repostería canaria como es el Príncipe Alberto o el quesillo. Galletas de avena y chocolate, brownie y los famosos Cinnamos Rolls completan la oferta.

Grace Alexandra y Juan Pedro Romera, hermanos y propietarios de Paladar, declaran que “en este negocio no se venden refrescos, ya que la idea es que la gente disfrute de una experiencia diferente”. Para beber cuentan con una oferta variada de zumos en la que presentan algunos tan exóticos como el Orquídea cuyos ingredientes son la piña, la parchita y el té de Hibiscus. También tienen una selecta variedad de tés y cafés, este último es 100% arábiga y se puede acompañar con diferentes tipos de leches (sin lactosa, soja, avena, etc).

Las ensaladas y una promoción de desayuno compuesta por café, juego de naranja y a elegir entre pulguita mixta, cachito de jamón o croissant de nutella por tres euros completan la oferta gastronómica de este espacio que seguirá presentando novedades, la primera es la terraza.