Continúan las obras en el Callejón del Combate, donde muy pronto abrirá sus puertas Nielsen Restaurante en el mismo local que ocuparon algunos emblemáticos como Condal&Peñamil y recientemente la Tasca El Callejón. Sin embargo, nada tiene que ver con sus predecesores, detrás de este proyecto está el empresario Rafael Macía –dueño de Kiosko Weyler y Gastrobar El Gusto por el Vino- y el renombrado chef Danny Nielsen, un binomio que está puliendo cada detalle, con el respaldo de empresas importantes como Heineken, Egatesa y El Gusto por el Vino, para convertir este espacio en todo un referente de cocina de primer nivel en Santa Cruz.

El danés -que da nombre al restaurante y posee una dilatada experiencia en cocinas importantes ( Henne Kirkeby Kro ) -regresa a la capital que le vio como jefe de cocina de El Gusto por El Vino tras cerrar su etapa con el mismo cargo en el Hotel San Roque de Garachico y de jefe ejecutivo en el Grupo Monkey para ponerse al frente de los fogones de este nuevo proyecto. Nielsen y Macía se han encargado de configurar una carta muy cuidada de la que podemos destacar algunos platos con los productos más exclusivos del mar y una variedad de carnes selectas que estarán expuestas en uno de los atractivos de este negocio, la cámara de dry aged (maduración en seco). Nielsen Restaurante también hará una fuera apuesta por los vinos con una cava con más de cien referencias, así como por los jamones y quesos, de este último producto comentan que “los clientes encontrarán cerca de medio centenar de quesos”.

El renovado local tendrá cocina abierta, comedor para veinte comensales, zona de barra con mantel, terraza y un reservado para eventos privados y los miembros de un club que van a poner en marcha para los amantes del buen comer. Rafael Macía adelanta que “un cuadro de gran tamaño del artista Alejandro Tosco formará parte de la decoración del nuevo local”.