martes, 22 de noviembre de 2016

El presupuesto del Ayuntamiento para 2017 crece casi un 7% y alcanza los 246,3 millones


El presupuesto del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para 2017 crecerá un 7% y alcanzará los 246.31.000 euros, con 15,8 millones más de lo que hubo para el presente ejercicio. El incremento más destacado corresponde al capítulo de Inversiones, que ya el pasado año creció en 8 millones de euros, y en 2017 volverá a aumentar. Contará con 40.095.000 euros, 9,5 millones más, lo que supone un incremento del 31,1% y revela un perfil netamente inversor, sin menoscabo del incremento en el gasto social.

El proyecto aprobado hoy por la Junta de Gobierno y presentado por el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, la primera teniente de alcalde, Zaida González, y el octavo teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Juan José Martínez, realza nuevamente el papel motor del Consistorio en la economía. Además, vuelve a congelar o bajar impuestos, como medida para incentivar la actividad económica y la creación de empleo.

Bermúdez declaró que estas cuentas “consolidan nuestro compromiso social, priorizando a las familias de Santa Cruz que más lo necesitan, con un significativo aumento en la inversión, pues de esa manera tiramos también de la economía y ahondamos en la dinamización de la ciudad”.

El impulso a la inversión pública se manifiesta en el capítulo de inversiones reales, aquellas que prevé realizar el Ayuntamiento, que crece en 5,1 millones de euros (30,7%) hasta colocarse en 21,5 millones. Las transferencias de capital suben 4,5 millones (31,5%) y se sitúan en 18,6 millones.

El alcalde enfatizó que “seguimos reduciendo la presión fiscal, como hemos hecho en los últimos ejercicios, siendo muy rigurosos en el cumplimiento de las normas a las que estamos sometidos como entidad local, y con un nivel de endeudamiento asumible, que puede ser gestionado sin que sea un problema ni para el vecino ni para el Ayuntamiento”.

Por su parte, Zaida González manifestó que este presupuesto “es la prueba de la estabilidad de un acuerdo de gobierno en el que quince concejales trabajamos en el mismo sentido, con el vecino como prioridad, pagando las facturas a proveedores en una media de 38 días y priorizando la gestión sobre los colores políticos”. 

En esta línea, Juan José Martínez señaló que el municipio “está experimentando una recuperación económica sostenida desde 2013, con un reflejo muy claro en su mercado laboral: Se estima que la contratación, de hecho, mantendrá la evolución creciente que se viene registrando, con un promedio superior a los 9.500 contratos mensuales de media”.


Atención Social

Para 2017 destaca nuevamente el esfuerzo del Ayuntamiento por preservar e incrementar el presupuesto del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), dotado este año con más de 14.162.000 euros, un 8,37% más que el año pasado. En seis años, este organismo ha visto aumentar sus partidas hasta un 40%.

El 71,67% del total previsto estará destinado a financiar las prestaciones económicas de asistencia social (PEAS), las estrategias de intervención de las personas sin hogar, teleasistencia y el Servicio de Atención Domiciliaria.


Servicios públicos básicos

Los servicios públicos básicos aparecen dotados con 106 millones de euros, lo que equivale prácticamente a un 43% de un presupuesto elaborado pensando en las personas. Seguridad y movilidad ciudadana suma 32,4 millones, Vivienda y Urbanismo alcanza los 29,7 millones y Bienestar Comunitario totaliza 30,5 millones, a los que sumamos 13,5 millones para Medio ambiente.
Las acciones de protección y promoción social suman 30 millones de euros, entre los que destaca Servicios Sociales y Promoción Social, con 23,8 millones. Se unen los 28 millones de Sanidad, Educación, Cultura y Deporte.

El capítulo de Inversión, desde 2014 se ha ido incrementando de forma muy destacada, hasta llegar a triplicarse. Desde los 13,1 millones previstos aquel año, se pasó en 2015 a 22,3, los 30,6 millones del año pasado, hasta llegar a los 40,1 millones de que dispondrá la ciudad en el ejercicio 2017.

En este aspecto, las inversiones más destacadas por áreas son las de vivienda, urbanismo y servicios públicos, que superan los 21 millones de euros, Infraestructuras, con casi 3,3 millones y Medio Ambiente con más de 3 millones.



Sector Público
Los distintos entes públicos dependientes gestionarán algo más de 50 millones de euros, entre los cuales es destacable la subida que experimenta el presupuesto del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), que gestionará 14.160.000 euros, con un importante incremento en la partida para ayudas.

El Organismo Autónomo de Cultura gestionará 3.890.000 euros, el Organismo Autónomo de Fiestas suma 5.024.000 euros, la Gerencia de Urbanismo gestionará 8.154.000 euros y el Organismo Autónomo de Deportes se sitúa en 5.662.000 euros. Por su parte, la Sociedad de Desarrollo alcanza los 2.375.191 euros, y Viviendas Municipales, 11.177.300 euros.



Menos gastos financieros

Por capítulos, es importante destacar que el gasto financiero se cifra en 20.500.000 euros. La deuda sigue sin ser un problema para el Ayuntamiento, y se mantiene en mínimos históricos y se sitúa en 72,4 millones de euros, un 33,8% del total de ingresos corrientes, menos de la mitad del límite legalmente permitido del 75%.

El gasto no financiero, por el contrario, crece de forma espectacular, hasta situarse en 225.810.000 euros, unos 17 millones más que en 2016. Supone un incremento del 8,2%.

El gasto de personal (Capítulo I) se incrementa por debajo del total del presupuesto, con un incremento del 3,9%, y se sitúa en torno a los 62,3 millones de euros. Esto implica que no representa más que un 27,6% del total del gasto previsto para el año 2017, muy por debajo de otras instituciones.


Más ingresos, menos impuestos

Es destacable el importante incremento del capítulo de Ingresos, con 15,8 millones más que en 2016. Entre 2011 y 2017, el presupuesto ha crecido de forma muy notable, de acuerdo con las decisiones tomadas desde el Ayuntamiento y la mejor situación general de la economía. En 2011 el presupuesto alcanzó 170,5 millones de euros, y el próximo año llegará a 246,3, una subida de 75 millones y más del 30% en tan solo seis años.

Volviendo a las cuentas de 2017, merece ser reseñado el incremento de los ingresos de capital en 2.3 millones de euros, un 24,6% respecto al ejercicio anterior, para ubicarse en 11.885.000 euros. Además, aumentan las transferencias corrientes que, con 5,4 millones más, se sitúan en 82.551.000 euros (un 7% más).

Igualmente, el Consistorio prevé ingresar unos 63,4 millones de euros en concepto de impuestos directos (un 1,4% más que el pasado año) y unos 45 millones en impuestos indirectos (una subida de casi el 20%). Se prevé ingresar unos 22 millones en concepto de tasas, prácticamente lo mismo que el pasado ejercicio.

Un ejercicio más se reduce la presión fiscal en Santa Cruz, lo cual beneficia a vecinos y empresarios. Estas medidas comportan la supresión del pago de un buen número de tasas municipales, y también afectan al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para aquellos que utilicen energías renovables; el Impuesto sobre el Incremento de los Valores de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía) y la Tasa de Recogida de Basuras. Además, se acumulan las medidas adoptadas en 2016, que ya beneficiaron a miles de contribuyentes.

De esta manera, la plusvalía ve incrementada la bonificación actual del 25 al 50%. En el IBI se incrementa la bonificación actual de la que disfruta la instalación de paneles solares, pasando del 25 al 40%, por un periodo de 6 años de duración. 

Además se suprime el pago de tasas para la emisión de certificado de empadronamiento y convivencia, de territorio, denominación y numeración de vías públicas, de distancia entre puntos del territorio municipal y de ocupación de vivienda.

En lo que alude a la tasa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (recogida de basuras), se ha elevado propuesta al Servicio de Atención a la Ciudadanía, Estadística y Demarcación Territorial para el estudio y modificación de las categorías fiscales de las calles del Parque Rural de Anaga.

Otras bonificaciones en Tasas y prórrogas suponen la consolidación de medidas positivas ya aplicadas en 2015 y 2016. Esta reducción de la presión fiscal se lleva a cabo sin recortar servicios y sin que afecte el pago de la deuda del Ayuntamiento, a la vez que permite reducir la carga que soportan tanto las empresas como los vecinos y familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario