lunes, 7 de noviembre de 2016

El Ayuntamiento de Santa Cruz volverá a bajar los impuestos a los vecinos en 2017


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife volverá a aplicar en 2017 medidas de reducción de la presión fiscal, con la bajada o congelación de tributos municipales. Estas medidas afectan al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para aquellos que utilicen energías renovables; el Impuesto sobre el Incremento de los Valores de los Terrenos de Naturaleza Urbana y la Tasa de Recogida de Basuras. Además, se suprime el pago de determinadas tasas por emisión de certificados como el de empadronamiento o convivencia.

Estás acciones fueron detalladas en la mañana de hoy en rueda de prensa por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, y el octavo teniente de alcalde y concejal de Hacienda y Recursos Humanos, Juan José Martínez.

Según informó Bermúdez, “las bonificaciones presentadas suman un millón de euros que se ahorrarán los vecinos de Santa Cruz, y se añaden a las medidas tributarias que ya adoptamos el pasado año, que beneficiaron a miles de contribuyentes del municipio”.

El alcalde añadió que estas acciones permiten contribuir al estímulo de la economía de la ciudad, “porque tenemos las cuentas saneadas después de cuatro años de buena gestión de nuestras cuentas, y las asumimos incluso aumentando el presupuesto para 2016”.


Reforma fiscal

Para 2017, el Impuesto sobre el Incremento de los Valores de los Terrenos de Naturaleza Urbana, mucho más conocido como plusvalía, ve incrementada la bonificación actual del 25 al 50%. Serán beneficiarios de esta medida los descendientes (incluidos los adoptados) y cónyuges, así como los ascendientes y adoptantes. La bonificación fiscal se estima en 653.000 euros.

La instalación de paneles solares tendrá un impacto positivo en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Se aumenta la bonificación actual de la que disfruta, pasando del 25 al 40%, por un periodo de 6 años de duración. La estimación de menor recaudación se compensará con el incremento experimentado por la revisión catastral.

Otra de las principales novedades es la supresión del pago de tasas para la emisión de certificado de empadronamiento y convivencia, de territorio, denominación y numeración de vías públicas, de distancia entre puntos del territorio municipal y de ocupación de vivienda.

En lo que alude a la tasa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (recogida de basuras), se ha elevado propuesta al Servicio de Atención a la Ciudadanía, Estadística y Demarcación Territorial para el estudio y modificación de las categorías fiscales de las calles del Parque Rural de Anaga, por si procede realizar las correspondientes bonificaciones en la Tasa de basuras. Podrá ser, bien mediante la aplicación de tarifa bonificada (50% bonificación), o bien por la no existencia de obligación del pago de la tasa (100% bonificación).


Óptima situación financiera

El concejal de Hacienda, Juan José Martínez, destacó que “Santa Cruz afronta por tercer año consecutivo una significativa rebaja de los impuestos que pagan los vecinos, que es posible gracias al cumplimiento de todos los criterios de estabilidad presupuestaria y a la mejora en los distintos niveles de recaudación; cuantas más personas cumplen con sus obligaciones tributarias, menos tenemos que pagar entre todos”.

“Estamos manteniendo nuestra política de estímulo a la actividad económica y reducción de la presión fiscal a empresas y ciudadanos, a la vez que consolidamos nuestra posición entre las capitales españolas en las que menos impuestos municipales se pagan”, apuntó.

Esta situación permitirá incrementar el presupuesto de cara a 2017, y mantener las rebajas tributarias que ya se aplicaron el pasado ejercicio.

Se mantiene, por tanto, la bonificación al 100% en las tasas de mesas y sillas, y del impuesto de toldos, también se consolida la reducción al 1,8% del tipo del Impuesto sobre Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO), y se congela un año más la tasa de basuras. Igualmente se conserva la bonificación del 3% por domiciliación del pago de tributos.

Estas medidas se toman a la vista de la buena salud financiera de  la corporación municipal. En 2011 el nivel de endeudamiento de Santa Cruz de Tenerife era de 140,9 millones de euros, lo que sumaba un 75% aproximadamente de los ingresos liquidados por operaciones corrientes, con un periodo medio de pago superior a los 300 días, y 12 millones de gastos extrapresupuestarios.

La situación en 2015, tomado como año de referencia, es totalmente distinta. El nivel de endeudamiento es de 76,4 millones, apenas un 38% de los ingresos liquidados por operaciones corrientes, las facturas se pagan a una media de 43 días, y se cumplen todos los parámetros que miden la salud financiera de una entidad municipal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario