El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha decidido
compensar la suspensión de la actividad del Rastro en la fecha de este domingo,
día 15, con la habilitación de dos días extraordinarios, el martes 8 y el
sábado 26 de diciembre
, en plena campaña comercial de Navidad.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, ha decretado
esta medida “ante la necesidad social de los comerciantes de ser compensados.
Mientras yo esté aquí apoyaré decididamente la labor que realizan los
vendedores del Rastro, a los que se había causado un perjuicio con la
suspensión de la actividad este domingo, por motivos de seguridad, al coincidir
con el desarrollo del Maratón”.
De esta manera, el Rastro funcionará, durante el próximo mes
de diciembre, el domingo 6, festividad de la Constitución; el martes 8,
festividad de la Inmaculada Concepción, y también el sábado 26, día posterior a
la Navidad. Ya en enero, y como es tradicional, también estará operativo, con
un horario ampliado, el martes día 5, víspera de Reyes.
El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios
Públicos, Dámaso Arteaga, explica que la suspensión de la actividad de este
domingo obedece “a estrictos motivos de seguridad, para evitar la coincidencia
con la segunda edición del Maratón Internacional de Santa Cruz de Tenerife”. El
edil lamenta este hecho, pero recuerda que se trata de actividades que se
inician a primera hora de la mañana y que el recorrido de la referida prueba
atlética transcurre por varias calles del entorno del Rastro”.
“Esto hace incompatible el desarrollo del Rastro este
domingo, por lo que, basándonos en los informes de los técnicos, hemos decidido
que, de manera extraordinaria, los comerciantes sean compensados con la posibilidad
de desarrollar su actividad habitual los días 6, 8 y 26 de diciembre, así como
el 5 de enero. Esta decisión deja igualmente sin efecto la medida inicial de
que el Rastro se instalase este sábado día 14, tal y como se anunció ayer
miércoles, para compensar la suspensión de este domingo”, agregó Arteaga.