Alternando
trabajo, llamadas y despedidas ha enfrentado Julio Muñoz el último de apertura
de la heladería La Flor de Alicante; después de más 40 años al frente de este
emblemático negocio de la calle de La Rosa, el empresario echa el cierre por jubilación
aunque afirma que “se pondrá el cartel de traspaso”.

En una jornada atípica, muchos han sido los amigos y clientes que se han
acercado hasta el barrio de El Toscal para despedirse de este segoviano, afincado
en Tenerife, y de paso tomarse el último helado, horchata o leche merengada,
productos estrella de uno de los clásicos de la capital.
Aunque lo ha hecho durante las últimas semanas personalmente y a través de
otros medios informativos, Paseando por Santa Cruz se ha acercado hasta la Flor
de Alicante para reconocer la labor de este artesano ofreciéndole la
posibilidad de despedirse, algo que ha hecho por medio este emotivo vídeo.