Este fin de semana comenzará a señalizarse la zona de la
ciudad en la que se rodarán las primeras escenas de la superproducción
cinematográfica que ha elegido Santa Cruz de Tenerife como escenario. En
concreto, la zona afectada se ceñirá al entorno de la plaza de España y calles
adyacentes, para lo que ya se ha preparado un dispositivo especial que
permitirá la grabación de esta película, a partir del próximo miércoles, en
condiciones de seguridad y tratando de aminorar las posibles afecciones a
vecinos o empresas radicadas en esos lugares.

Aunque las labores de rodaje se realizarán en horario
nocturno, para afectar lo menos posible a la dinámica normal de la ciudad, será
necesario eliminar plazas de estacionamiento en diversos puntos. También será
obligatorio acotar algunas zonas en horario diurno para permitir el montaje de
los escenarios de grabación, así como todo el material imprescindible para un
rodaje de este calibre.
En la última reunión celebrada hoy entre el Ayuntamiento y
el personal de la productora cinematográfica se han detallado los puntos de
cortes de tráfico junto a los horarios y vigencia de algunas prohibiciones de
estacionamiento. Una de las cuestiones esenciales abordadas en esta cita ha
sido la coordinación de todos los efectivos de la Policía Local, agrupación de
voluntarios de Protección Civil, coordinadores de la plantilla de informadores
y de la empresa de vigilancia privada que desde el miércoles 9 colaborarán en
ayudar y asesorar a los vecinos y empresas que pudieran verse afectados por
este primer escenario del rodaje.
Junto a la propia plaza de España y su entorno más inmediato
se verán modificadas zonas de estacionamiento y el paso de vehículos en las
calles General Gutiérrez, un tramo de la calle Bravo Murillo y los accesos
desde la avenida marítima a la plaza de España. En cualquier caso se garantiza
la apertura de la circulación a través del túnel de la vía Litoral.
Las labores previas al rodaje también supondrán el traslado
de algunas reservas de estacionamiento para determinados usuarios, así como el
desplazamiento de paradas de taxi y de otros transportes públicos. Durante
algunas jornadas del rodaje propiamente dicho se suspenderá el servicio del
tranvía entre las 18:00 y las 06:00 horas en las paradas existentes entre el
Intercambiador de Transportes y la calle Ángel Guimerá, funcionando con total
normalidad en el resto de trayectos. De todo ello se irá informando en los
próximos días.
Precisamente, y mientras se mantenga el cierre de determinadas
calles para el rodaje se ha previsto que un importante número de informadores,
contratados por la productora, colaboren con los recursos de seguridad en
facilitar el acceso y salida de los usuarios de los garajes particulares
existentes en los edificios cercanos.

Tanto el Ayuntamiento como los responsables de esta
superproducción cinematográfica internacional mantienen una estrecha
colaboración para que este rodaje se celebre en las máximas condiciones de
seguridad. Además, los ciudadanos de Santa Cruz ya pueden observar los cambios
en la fisonomía de la ciudad para adaptarse a este reto, de hecho la intensidad
del trabajo será mucho más visible a partir del lunes para que el municipio
acoja las próximas tres semanas el rodaje de esta película.

El cambio o modificación de señales de tráfico, cartelerías
públicas y privadas, locales comerciales, el refuerzo de luminarias o el
traslado provisional de mobiliario urbano y contenedores de residuos serán
algunos de las cuestiones que a partir del lunes convertirán a diversas zonas
de Santa Cruz en un plató de cine.

El área de Seguridad Ciudadana y Vial irá informando de las
modificaciones puntuales de tráfico, los itinerarios recomendados o la
eliminación de zonas de estacionamiento según avancen los trabajos del
rodaje.