Agentes destinados en la oficina de la que dispone la
Policía Local de Santa Cruz de Tenerife en la zona de Añaza detuvieron, ayer
tarde, a un varón como el presunto autor de abusos sexuales a un joven que
presenta una discapacidad psíquica. Los policías realizaron este arresto y
tuvieron que evitar que un grupo de personas agrediera al detenido. El
individuo fue identificado como J.A.H.G., de 48 años de edad.

La dotación policial fue alertada de estos hechos por parte
de varios ciudadanos que acudieron a las dependencias policiales, desplazándose
de inmediato al lugar en el que un grupo de personas tenían retenido y
golpeaban al presunto autor de estos hechos. Tras mediar y evitar que continuara
la agresión, se intentó clarificar la situación. Para ello, se entrevistaron
con el padre y la propia víctima de los abusos. Según los testimonios
recabados, el joven había sido llevado por el arrestado a una zona costera de
este barrio santacrucero, concretamente a un punto conocido como Los Pocitos,
donde se habrían producido los abusos. Varias personas explicaron que el
detenido había trasladado al joven discapacitado en un vehículo hasta ese
lugar.
La propia víctima de los hechos confirmó a los agentes que
había sido objeto de abusos sexuales por parte del arrestado. Los policías
asesoraron a la víctima y a su progenitor de los trámites a seguir, así como de
la conveniencia de acompañarles hasta un centro sanitario donde se pudiera
realizar un reconocimiento físico al joven que fue trasladado al Hospital
Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria (HUNSC) para una revisión
médica. Ante la tensión latente en la zona y la congregación de decenas de
personas en el lugar de la detención y para evitar males mayores, los policías
locales trasladaron al arrestado a un centro de salud y, posteriormente, a las
dependencias policiales, donde quedó a disposición de la autoridad judicial
pertinente.