Siempre se dice que “La SALUD es lo primero” y creo que es una gran
verdad. Y aprovechando el juego de palabras refraneras, me rindo al amor
que siento por el Barrio de La Salud. Este es mi barrio, hace unos minutos, un cielo azul y despejado que te hace pensar que la vida sigue siendo hermosa.

Sí, porque en mi barrio, como en tantos de nuestro querido Santa Cruz,
hemos perdido tanto la esperanza que nos olvidamos de contemplar, de
disfrutar, sus preciosos espacios y rincones. Hay maravillosos jardines, que pudieran estar más bellos con
dedicación, cierto, pero en los que la vida de los árboles, plantas,
flores, se dan paso abriendo camino al destino de la naturaleza. Y esos tejados que resisten, eternos, empujando la subsistencia, a
pesar del calor y el solajero, a pesar de las lluvias y el viento.
Tantos edificios viejos o antiguos, con historial, con solera. No
siempre tenemos que salir lejos de nuestro entorno, de nuestras raíces,
tan fuertes como la de los árboles que se ven en estas fotos.

Toda nuestra isla es bella, toda Canarias es hermosa, pero defendamos el
encanto, la historia, el patrimonio de nuestros barrios. Quiero
hacer un canto al amor a los lugares en los que hemos nacido, en los que
nos hemos criado, esos en los que nuestros recuerdos serán imborrables.

Amo mi barrio, vivo en La Salud y estoy orgullosa de ello.

Escrito por: MIRIAM PÉREZ