El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y Cruz Roja
Española
han firmado el nuevo contrato para hacer posible la atención a las
personas con algún tipo de discapacidad o movilidad reducida y que puedan
disfrutar de la playa de Las Teresitas durante el verano. El séptimo teniente
de alcalde y concejal delegado de Atención Social, Óscar García, si quiso
apuntar que en el presente año “el servicio de apoyo al baño comenzó a
prestarse desde el pasado dos de abril, en plena Semana Santa, y durante todos
los fines de semana y días festivos; a partir de ahora pasa a realizarse todos
los días de la semana excepto los lunes hasta el 30 de septiembre”. El nuevo
contrato fue rubricado por el presidente provincial de Cruz Roja, Carlos Piñero
quien destacó “la experiencia de nuestra organización en el apoyo a estas
personas, ya son muchos años llevando a cabo esta labor y aportando nuestra
experiencia, recursos materiales y calidad humana de nuestros profesionales en
una tarea muy necesaria y gratificante para todos”.

Las previsiones para esta temporada veraniega apuntan que
cerca de 1.400 personas podrán ser beneficiarias de este servicio y disfrutar
del baño en la popular playa santacrucera, de todos ellos unos 700 requerirán
además ser trasladados desde sus domicilios hasta la playa. Tras la firma del
contrato el edil aclaró, “con este nuevo compromiso que firmamos hoy con Cruz
Roja mejoramos el servicio que se venía realizando hasta ahora, tanto en los
horarios como en la prolongación del período de prestación”. Para el
responsable de Atención Social, “junto a las labores habituales también vamos a
poner en marcha diferentes actividades de animación para que están personas
disfruten aún más de su jornada en la playa”.
Además del servicio durante los meses centrales del verano,
se ha previsto que esta colaboración con las personas que sufren algún tipo de
discapacidad, se extienda a octubre, aunque únicamente durante los fines de
semana o días festivos de ese mes. La cuantía del contrato suscrito con Cruz Roja
Española asciende a 39.234 euros para llevar a cabo estas tareas.
Tanto el concejal de Atención Social, como el edil Carlos
Correa, responsable de Accesibilidad, insistieron en profundizar “en el
compromiso de esta nueva corporación con la atención a la discapacidad y las
mejoras de las condiciones de accesibilidad”. Óscar García concluyó su
intervención anunciando que “en estos días estamos ultimando el texto de la
nueva convocatoria y las bases de la ordenanza que regula las ayudas
individuales para las personas con discapacidad, porque creemos que deben ser
actualizadas a las nuevas necesidades”.

Detalles del contrato

El nuevo contrato aborda cuestiones fundamentales para
algunas personas que incluso son recogidas en sus domicilios y trasladas hasta
la playa de Las Teresitas. Estas labores de transporte se realizan en vehículos
perfectamente adaptados y realizan numerosos trayectos cada día. En cuanto al
servicio que se presta en la propia playa se ofrece acompañamiento y apoyo
durante el baño a las personas con discapacidad o movilidad reducida, para ello
se dispone también de material específico y la labor de cuatro monitores y un
trabajador social.

Muletas y sillas anfibias, flotadores, manguitos, sillas de
ruedas e incluso chalecos salvavidas componen la dotación de este servicio que
se completa con una carpa equipada de sillas, mesas y hamacas junto con otro
tipo de materiales para las actividades de ocio y animación que también se
ofertan este año.