El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife destinará
1.539.133 euros a la reforma de la piscina municipal Acidalio Lorenzo, con el
fin de subsanar las deficiencias detectadas durante los últimos meses en esta
instalación, que cumple ahora 51 años de existencia y tiene una media diaria de
400 usuarios. El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, reconoce que se
trata de un proyecto “largamente esperado por los usuarios y trata de remediar,
definitivamente, las medidas provisionales con las que se han intentado paliar
las pérdidas diarias de agua, especialmente en el vaso de 50 metros”.

Durante la presentación del proyecto, aprobado este lunes
por la Junta de Gobierno Local, el primer edil indicó que “se trata de una obra
necesaria, que solucionará, de una vez por todas, el importante coste económico
que supone la pérdida de agua y que, a su vez, también provoca que la
temperatura de la piscina no esté en invierno a lo que requiere la normativa
vigente”.
El primer edil incidió en que la Acidalio Lorenzo “no podía
seguir de esta manera, por lo que ya se ha hablado con los usuarios para la
búsqueda de espacios alternativos en otros puntos del municipio, ya sea con
piscinas públicas o privadas, para que puedan continuar realizando su actividad
hasta que concluyan estas reformas, que se desarrollarán durante cinco meses y
que concluirán en junio de 2016 si todo sale según lo previsto”.
La concejal responsable de Deportes, Verónica Meseguer,
afirmó que la reforma de la Acidalio Lorenzo será “una de las obras más
importantes del mandato” y destacó que la reubicación de los usuarios y los
clubes “se realizará de forma consensuada, intentando que la mayoría de ellos
pueda desarrollar sus actividades entre la piscina de Las Retamas y la piscina
cubierta del Pabellón de Deportes”.
El sexto teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras,
José Alberto Díaz-Estébanez, dijo que esta reforma será “la solución integral y
definitiva a los problemas que plantea actualmente la instalación de la
Acidalio Lorenzo, a la que pretendemos convertir con estas mejoras en una de
las mejores piscinas al aire libre de España”.
Para corregir este problema, se plantea la ejecución de un
‘sistema Munich’ en todo el perímetro del vaso, así como una modificación del
mismo, usando la tecnología ‘RenovAction’, de acero inoxidable y homologada por
la Federación Internacional de Natación (FINA), de uso en todas las piscinas de
competición a nivel mundial. Esto conllevará la demolición del material de
gresite existente en las paredes del vaso.
El sistema de filtrado de la piscina resulta obsoleto, por
lo que también se instalará uno mucho más moderno con el fin de mejorar
exponencialmente la calidad del agua. Para ello se contará con una nueva
instalación hidráulica de retorno, tanto de impulsión como de tomas de
barrederas. Asimismo, también se adecuará el aljibe existente junto a la sala
de máquinas para que su aprovechamiento como vaso de compensación.
La sala de máquinas también será mejorada para poder dar un
mejor servicio, se aumentará el número actual de duchas en la zona de playa
(pasando de cuatro duchas dobles a cinco duchas triples) y se implantará un
sistema motorizado para la instalación de la manta isotérmica para los vasos.
Por último, también se acometerá una nueva pavimentación de
la zona de playa de los vasos instalando, además, una barandilla que impida el
acceso a la misma por parte de cualquier persona que no sea usuaria.
Una vez que concluyan las reformas proyectadas, el vaso de
la piscina verá ampliado sus dimensiones, pasando de los 20 metros de ancho
actual hasta los 21 en cuanto a la lámina de agua reservada para las pistas de
natación. Del mismo modo, el vaso contará ahora con la profundidad adecuada
(superior a los 2 metros).
El vaso de 50 metros estará equipado con 8 escaleras de
acero y inoxidable y peldaños antideslizantes, además de otra escalera
hidráulica adaptada para su uso por personas con discapacidad y otra de acceso
a la zona de plataforma. También se colocarán 4 escaleras en cada uno de los
lados mayores del vaso, coincidiendo 4 de ellas cercanas a las esquinas del
vaso y el resto distribuidas en cada lado.
También se acometerá una nueva pavimentación de la zona de
playa de los vasos, instalando una barandilla que impida el acceso a la misma
de cualquier persona que no vaya a acceder a la piscina. A petición de los
usuarios, por último, se delimitará la visión desde el viario anexo de Tres de
Mayo a través de la instalación de unos bancos de hormigón autoportante con
cristales translúcidos y la colocación de especies vegetales.
La piscina municipal Acidalio Lorenzo cumple este año 51
años de vida. Su nombre rinde tributo a la memoria del gran maestro de los
entrenadores de la época dorada de la natación tinerfeña, formando a nadadores
como los hermanos Martell, Dan Larsen, Fernando Bercedo, Diego Matías Guigou,
Pichola Lang Lengton o María Adela Martínez, entre otros.