Foto de Jorge Darias para Santa Cruz en 1000 imágenes
El Consejo de Coordinación Internacional del Programa MaB de
la Unesco
celebrado este martes 9 de junio en París ha otorgado el título de reserva de
la biosfera al Macizo de Anaga
. La propuesta ha sido defendida por el
presidente del Cabildo en funciones, Carlos Alonso, quien detalló los valores
de este singular espacio de 49.000
ha  de superficie de
las cuales 33.000 pertenecen al medio marino. Junto a Alonso estuvieron
presentes la presidenta del Consejo Científico del Programa MaB, Marisa
Tejedor, y el concejal de Bienestar Social y Calidad de Vida y Mercado en
funciones de La Laguna, Miguel Ángel González.

Durante la exposición, Carlos Alonso señaló que esta
declaración supone “una apuesta por conservar viva la historia mirando también
al futuro porque las nuevas generaciones no deben dar la espalda a la tierra. Con
la declaración de Reserva de la Biosfera nos aseguraremos ese futuro que
comienza hoy, con oportunidades en el ámbito rural y alternativas viables y con
perspectivas de futuro para mejorar la calidad de vida de los habitantes de
este continente en miniatura. Este título nos aportará nueva savia, nuevas
ideas de acuerdo con el compromiso firme que supone esta declaración”.
“El Macizo de Anaga es un lugar de incomparable belleza. Una
isla dentro de la isla que es Tenerife, capaz de despertar nuestra  imaginación y trasladarnos a épocas pasadas,
tiempos remotos en los que el hombre y la tierra fueron casi un solo ser. Ese
binomio permanece intacto en el Macizo de Anaga, donde el hombre y la tierra permanecen
unidos en el respeto a la naturaleza. Se trata de una joya que sus habitantes
saben que hay que cuidar y mantener como ejemplo de desarrollo sostenible y
limitado. Uno de los espacios más
especiales de Tenerife que conjuga la belleza natural, terrestre y marina, con
los aprovechamientos agrícolas y ganaderos”, aseguró Carlos Alonso durante su
intervención.
El mandatario insular también explicó que en el Parque Rural
de Anaga “el hombre y la tierra también están unidos en las manifestaciones culturales, en la tradición oral
que traspasa generaciones y en los valores de una comunidad que mantiene
intacta sus costumbres a pesar de vivir en un mundo cada vez más globalizado”.
Carlos Alonso finalizó su exposición ante el Consejo de Coordinación
Internacional del Programa MaB de la Unesco haciendo referencia a la Historia:
“El 4 de julio de 1776 se firmó la declaración de la independencia americana
con vinos de nuestra tierra, los malvasía,
y el pasado año el presidente Obama eligió para 
brindar un vino del Macizo de Anaga. Cinco siglos de diferencia y un
mismo cultivo en las laderas de Taganana nos 
demuestran cómo el paso del tiempo puede mantener intacta la esencia de
una tierra que va pasando de mano en mano sin perder su verdadero valor”.

El territorio de la Reserva de la Biosfera se localiza en el
extremo nororiental de Tenerife, ubicado dentro de los
municipios de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Tegueste,
además de la franja marina hasta los 1.000 metros de
profundidad que les rodea.

La declaración de Reserva de la Biosfera aboga, entre otras
cosas, por el desarrollo de las actividades humanas tradicionales en un
contexto de equilibrio medioambiental, donde se debe procurar mantener cultivos
con variedades locales, así como el fomento de razas autóctonas y sus manejos de acuerdo a prácticas culturales propias,
al igual que actividades industriales respetuosas con el entorno. Por ello se
entiende que esta figura es una marca de calidad que puede ayudar al desarrollo
de este territorio.

El documento de declaración de la Reserva de la Biosfera del
Macizo de Anaga ha sido discutido y consensuado con los distintos colectivos de
esta zona, en especial a través del Plan de Acción donde se recogen las
propuestas de desarrollo. Además, existe el compromiso de desarrollar un
trabajo conjunto con amplia participación ciudadana, que se vería intensificado
una vez otorgado este título por parte de la Unesco.

La Reserva de Biosfera del Macizo de Anaga está sometida a
la jurisdicción soberana del Estado en que está situada y adoptará las medidas que considere necesaria para su protección
y mantenimiento, conforme a su legislación nacional. También son de aplicación
las Estrategias y Planes de Acción del Programa MaB. En el caso de Anaga, todas
las actuaciones que se realizará estarán reguladas por el vigente Plan Rector
de Uso y Gestión del Parque Rural y por lo estipulado en los respectivos Planes
Generales Municipales de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Tegueste, para
aquellos territorios que queden fuera del Parque Rural.

El título de Reserva de la Biosfera es propuesto por los
diferentes estados miembros y
reconocido a nivel internacional dentro del marco del programa Hombre y
Biosfera (MAB) de la Unesco. Se trata de áreas que pertenecen a ecosistemas
representativos terrestres, costeros o marinos, o una combinación de ellos,
cuya importancia para el suministro de conocimientos prácticos y científicos y
de valores humanos puedan contribuir al desarrollo sostenible. Hasta hoy
existían 631 Reservas de Biosfera distribuidas a lo largo de 119 países, 45 de
las cuales se encuentran en España, incluidas las seis que se sitúan en
Canarias, a las que hay que añadir la obtenida hoy por el Macizo de Anaga.