Óptima Prisma
se incorpora hoy a nuestro directorio de empresas paseantes, un negocio que el próximo viernes volverá a su local originario en el número 30 de la calle Suárez Guerra, coincidiendo con la celebración de su treinta aniversario.


Bajo la gerencia de Pedro Rodríguez e Irene Esteve, Óptica Prisma se ha consolidado como un referente de servicios de optometría general en nuestra ciudad, ahora con un local de 120 metros cuadrados que cuenta con dos gabinetes optométricos, laboratorio y una amplia zona de exposición y venta de lentes de contacto y gafas de sol de última tendencia de las principales firmas del mercado, delegando también parte del stock a la tienda Prismasol de la calle Viera y Clavijo.