Tras varios meses de obras de reforma en la casona antigua de la esquina de la calle San
Clemente con Pi y Margall
, mañana miércoles 1 de julio se inaugurará por fin, a partir de las 20:00 horas, Bendita Dolores, un restaurante asador de carnes a la brasa con más de 140 metros cuadrados de superficie y con terraza en la azotea.