Foto: @PoliciaLocalSC

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife
sorprendió, recientemente, a los operarios de una empresa de pinturas e
impermeabilizaciones que estaban señalizando un estacionamiento reservado
para personas con movilidad reducida
en una calle de la capital tinerfeña.
Los agentes procedieron a identificar a los trabajadores de esta empresa y
comprobaron que no tenían autorización alguna, ni licencia para esta actuación.

Los policías locales que intervinieron paralizaron los
trabajos y comunicaron esta infracción grave al encargado de la empresa, quien
detalló los datos del encargo recibido aunque reconoció no tener permiso para
tal señalización. Toda esta información fue requerida para el acta de
administrativa que tramitaron los agentes.
Al mismo tiempo se solicitó el borrado de la señalización ilegal y,
posteriormente, se comprobó que habían repintado la zona con pintura negra,
aunque no de manera adecuada. Como quiera que esta acción puede suponer una
infracción de carácter grave se elevó el oportuno informe al área de Seguridad
Ciudadana y Movilidad para que instruya un procedimiento sancionador.