Suárez
Guerra se renueva, gran noticia para la ciudad, el comercio y una de las
principales vías de desahogo de tráfico que tiene la particularidad de ser una calle
que concentra a varios de los negocios con más solera de Santa Cruz y que por
otro lado, ha  visto cerrar a muchas de
sus empresas en los últimos seis meses.


Por fortuna o desgracia, esta tendencia de cierres se ha visto compensada con
una oleada de nuevas aperturas desde finales de 2014, entre las que destacamos
la lencería D´Passión, la segunda peluquería de Alcides en la capital, la
boutique de moda femenina Cool y una pequeña tienda de regalos artesanales
con el nombre de Doble Cero, en el mismo espacio donde hace unos meses estaba
La Pulga.

En este primer cuatrimestre de 2015 también han habido inauguraciones, sobre
todo en el tramo de la calle comprendido entre las intersecciones de El Pilar y
Pérez Galdós/Viera y Clavijo, donde hace apenas un mes abrió Dareshasu,
restaurante de cocina japonesa y filipina que se ha trasladado desde La Laguna para
instalarse en el local donde fracasó por partida doble la cafetería de
estilo bohemio Ayres. En la última semana han abierto dos tiendas pensadas para
la mujer en la antiguamente denominada calle San Roque, Tres Jolies de
accesorios y complementos, y Angels by Caro Hurtado, tienda de moda y taller de
bisutería donde podremos encontrar también los tocados de la firma HierbaLimón.

Además, también se prevén futuras aperturas, en el local situado en la esquina
con El Pilar nos podemos fijar en que pronto estará Silvania, tienda de ropa para bebés y niños de 0-8 años; mientras que Óptica Prisma nos ha informado que ya han
acabado las obras de ampliación y reforma de su anterior local, al que desean
volver a principios de mayo. Ahora solo falta
que todos estos nuevos negocios consigan asentar sus proyectos y poder firmar
tantos años como los veteranos de Suarez Guerra, en la calle en la que
podemos ver  un genial mural del artista urbano Iker Muro y donde queda
por resolver la situación de abandono del restaurante Estambul.

ESCRITO POR: CARLOS MIRABAL