Foto: delamarylosbarcos.wordpress.com
El escritor Rafael Zurita Molina, miembro de la Tertulia
Amigos del 25 de Julio
, será el pregonero de las próximas Fiestas de Mayo de la
capital tinerfeña, según ha comunicado el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez.
El acto de lectura del pregón tendrá lugar el próximo día 22, a las 20:30
horas
, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento.

Bermúdez ha valorado la figura de Zurita, a quien califica
como “todo un ejemplo de chicharrerismo, como firme y permanente defensor de
los intereses del municipio y embajador de Santa Cruz allá por donde va”. En
ese sentido, el alcalde ha recordado “las profundas raíces que atesora la
familia Zurita en nuestra ciudad”, con una mención especial a su padre, el
desaparecido periodista Víctor Zurita Soler. 
Además de expresar su satisfacción por la designación como
pregonero de las Fiestas de Mayo, Rafael Zurita reconoce también la
responsabilidad que conlleva este cometido. “Es un honor poder anunciar estas
fiestas, que recuerdo desde mi niñez, por ser unas fechas repletas de
tradición, historia e ilusión”, comentó.
El escritor admite que lleva impregnado el olor a tinta
desde que nació, hace 77 años, puesto que “la mayor parte del tiempo ha
transcurrido entre periódicos, linotipias, telégrafos y, sobre todo, entre
litros de tinta surgida de la pluma que me ha llevado a escribir incontables
artículos de opinión, en periódicos como La Tarde, Diario de Avisos y Deportes
7 Islas”.
Ese ejercicio también lo ha proyectado en revistas como Canarias
Ilustrada
y Canarias Gráfica, donde Rafael Zurita aborda los grandes
temas que siempre le preocuparon: la defensa de los intereses de su provincia,
isla y ciudad capital y el progreso de Tenerife, entendido desde el desarrollo
económico, urbanístico y de las comunicaciones terrestres y aeroportuarias.
Reconoce que su amor por la escritura lo cultivó desde que
era un niño, seducido por los exquisitos quehaceres periodísticos de su padre,
Víctor Zurita, referente del periodismo tinerfeño y fundador del vespertino La
Tarde,
que en 1971 obtuvo la Medalla de Oro de la Ciudad, concedida por el
Ayuntamiento, además de contar con una calle a su nombre. El flamante pregonero
de las Fiestas de Mayo recuerda con nostalgia los años inolvidables que pasó
con él y sostiene con los ojos empapados de orgullo que jamás renegará de sus
orígenes.
Aunque su vocación siempre ha sido el periodismo, porque,
como él mismo indica, “soy hijo, hermano y padre de periodistas”, advierte que
no se considera un periodista como tal. Estudió Bachillerato en las Escuelas
Pías y en 1959 ingresó por oposición en el Cuerpo de Telégrafos, siendo
destinado a la oficina de San Miguel de Abona, lugar que le llevaría a escribir
su obra primigenia “Tenerife con olor a tinta”. Situado entre el fabricante y
el impresor, se encontró sumergido en la evolución tecnológica de las artes
gráficas, siendo testigo de la decadencia de la linotipia, que según explica
“se apagó deslumbrada por las maravillas de la informática y la electrónica”.
Se siente muy satisfecho por pertenecer a la Tertulia Amigos
del 25 de Julio y por poder compartir tan buenos y enriquecedores momentos con
sus compañeros, con los que trata de poner en marcha nuevos proyectos que
acentúen las bellezas que aguarda la ciudad. Afirma que “Santa Cruz lo es todo,
es mar y naturaleza, y es de las ciudades más verdes, que a cada paso regala a
los caminantes frondosos árboles”. Es por ello que insiste en la necesidad de
“cuidar y mantener este lugar entre todos”.
Su jubilación lo ha liberado de obligaciones cotidianas y le
ha aportado un valioso tiempo que dedica al frente de la Fundación Víctor
Zurita Soler, que custodia el patrimonio editorial del diario La Tarde.
Durante estos años ha continuado con su labor de escritor, incorporando obras a
su bibliografía como ‘El sur de Tenerife. Cronografía de un paisaje’ o
‘Crónicas del puerto de Santa Cruz de Tenerife. Siglo XX’. Ahora se encuentra
inmerso en la redacción de su último trabajo, que dedica al centenario del
Cabildo.