El Organismo Autónomo de Deportes (OAD) del Ayuntamiento
de Santa Cruz de Tenerife
ha denunciado ante la Policía Nacional que
las mantas térmicas que iban a instalarse en el vaso de 50 metros de la Piscina
Acidalio Lorenzo
han aparecido rajadas. El acto vandálico se ha descubierto
cuando los operarios de la empresa contratada para este cometido iban a
proceder a instalar estos elementos.


La situación inservible en la que han quedado las mantas
térmicas imposibilita su reparación. Valoradas entre 180.000 y 200.00 euros,
fueron adquiridas en 2007, aunque la necesidad de su colocación no se había
dado hasta este pasado invierno. El OAD esperaba que paliasen el problema
ocasionado por las bajas temperaturas registradas en los últimos meses y que
habían dificultado el uso de la piscina.

Las mantas se encontraban almacenadas en la zona de playa, en un lugar al que
pudo acceder cualquier persona. El Ayuntamiento desconoce el momento exacto en
el cual se pudieron producir los daños, aunque todo apunta a que pudo haber
sido en los últimos días.