“Llevar al frente de un negocio más de un año, hoy en
día, es más que nunca un motivo de celebración”, afirma Ana Fernández,
propietaria de Pilar Vidal Tenerife, la primera franquicia en Canarias de la prestigiosa
diseñadora de moda, que hoy cumple su primer aniversario.

La empresaria asturiana, afincada en Tenerife desde hace más de 20 más años,
recuerda cuales fueron los motivos que le llevaron a abrir su pequeña boutique
en la esquina de la calle Teobaldo Power, con Pérez Galdós, de la capital
chicharrera. “Siempre he sido una persona hiperactiva y mi trabajo me
dejaba tiempo libre, además sentía la necesidad de buscar algo que me ayudara a
desconectar de la frialdad de mi labor como asesora fiscal”, explica la emprendedora.
“Siempre me ha atraído la moda pero en el ámbito profesional mi mundo siempre
había sido otro” agrega.

En medio de su tormenta de ideas, a Ana “se le encendió la bombilla” cuando una
noche navegando por Internet vio los coloridos diseños de Pilar Vidal. “Fue un
amor a primera vista. No conocía a la diseñadora pero al verla me quedé
prendada por sus maravillosos diseños”, recuerda. “Desde ese momento lo tuve
claro, me puse en contacto con Pilar para comentarle la posibilidad de abrir
una tienda con su ropa en Tenerife”, añade.

La diseñadora castellonense aceptó la propuesta de Ana para montar la primera
tienda, como franquicia de su firma, en la isla. “Pilar es una gran profesional
y un encanto como mujer. Se quedó fascinada con Tenerife, siempre me ha dicho
que nuestra tierra le inspira mucho”, comenta la economista.  Mientras el proyecto de Pilar Vidal Tenerife
iba tomando forma, Ana Fernández inició su formación en el mundo de la moda
para “aprender y saber ofrecer la mejor atención a sus clientas”, destacando el
curso de Personal Shopper, impartido por la periodista de moda Clara Courel, en
el Hotel Escuela de Santa Cruz.

Los diseños de Pilar Vidal abarcan ropa, zapatos y complementos, siendo el
color y los estampados el sello de identidad de la modista de Vinarós.
Fernández afirma que “los modelos de Pilar son para mujeres con carácter y
mucha personalidad pero, sobre todo, muy femeninas”. “Esta firma era
desconocida para mucha gente de aquí pero ha tenido muy buena aceptación porque
a las mujeres canarias les encanta la alegría y el color de este tipo de
diseños muy característicos de la moda Mediterránea”, comenta.

Su experiencia en este primer año al frente de Pilar Vidal Tenerife le ha llevado
a la conclusión de que “las mujeres adultas son más atrevidas que las jóvenes a
la hora de vestir”. “Tenemos varias clientas que solo visten de Pilar Vidal
porque les encanta nuestra ropa y saben que ofrecemos buena calidad y exclusividad
a un precio razonable”, declara Fernández. “Todo el proceso de producción de la
ropa de Pilar se lleva a cabo en España, es una empresaria que utiliza tejidos
naturales y  apuesta al 100% por la
sostenibilidad; y a pesar de que es más costoso, tiene unos precios muy
competitivos en el mercado”, matiza.

La empresaria dice que los que más le gusta es que “la gente venga y nos
conozca, no soy partidaria de intentar vender a toda costa. Lo importante es
que que las clientas se sienta cómodas y seguras, cuando no están muy convencidas
de llevarse algo les digo que se den una vuelta, en la mayoría de los casos
vuelven”. “Tengo una clienta de Gran Canaria, que nunca ha venido a la tienda y
que desde el primer momento depositó una fe ciega en mí, ya que me llama para
que le envíe cosas a mi elección”, sentencia con una sonrisa dibujada en su
boca.

Escrito por CARLOS MIRABAL