“La moda es la manada; lo
interesante es hacer lo que a uno le dé la gana”, esta célebre frase del
cineasta español Luis Buñuel coincide con la manera de pensar de
Xiomara y Leticia Sosa, dos hermanas que iniciaron el pasado el 26 de
abril su primera actividad empresarial con la apertura de By Princess en
el Centro Comercial Parque Bulevar de la capital.


Los curiosos, que se acercan cada día a esta luminosa y colorida tienda,
no se quedan indiferentes ante las prendas originales, modernas y
atrevidas de By Princess, un tipo de moda muy común en algunas ciudades
europeas -como Londres y Manchester- y que por el contrario, se desmarca
de las tendencias comerciales de España. “Notamos que nuestra ropa
gusta pero luego, es cierto que hay gente a la que le cuesta dar el paso
de comprarla”, explica Xiomara.

En sus perchas podemos encontrar una camiseta de Albert Einstein con
piercings o Barbie luciendo un estilismo rapero, una variedad de zapatos de colores flúor y bikinis con cadenas doradas, ropa que se identifica
con la manera de ser y vestir de las emprendedoras, quienes se declaran
fans incondicionales de Nicki Minaj.

By Princess nace por el deseo de las jóvenes de ser empresarias y tener
una tienda en el que la gente que entienda la moda de la misma manera
que estas dos laguneras, tenga un espacio donde adquirir ropa original
sin tener que recurrir a la compra online o viajar fuera de España.
“Algo muy costoso especialmente para los canarios”, matiza Leticia.

Una de las premisas de By Princess es la exclusividad, es por eso que
solo traen una pieza de cada modelo. “Queremos que la gente sea
original, vaya diferente. Si vas a Inglaterra puedes ver esta camiseta
en varios sitios pero aquí, en Tenerife, la gente puede ir diferente sin
tener que gastar mucho por ello”, comenta por su parte Xiomara, la mayor
de las hermanas. “Si bien hay artículos para el día a día, la mayoría
de los modelos están pensados para la noche, la fiesta y eventos
especiales”, agrega.

Una de las cosas que más le ha sorprendido a este par de socias es la
aceptación de su tienda entre la gente mayor de cuarenta años.
“Pensábamos que nuestra clientela iba a ser principalmente chicas entre
20 y 35 años pero, para nuestra sorpresa, hemos tenido un buen número de
clientas, que superan esta edad”, afirman las empresarias. “Nos podemos
atrever a decir que, en la mayoría de los casos y a diferencia de lo
que se suele pensar, la gente mayor es más atrevida que los jóvenes”,
añaden.

Las hermanas de By Princess invitan a la gente a conocer su tienda y a
“atreverse a vestir con libertad”. “Cada uno debe vestirse acorde a su
personalidad y estado de ánimo, la moda es innovar, ser diferente y no
copiar lo que se ve por la calle. Valoramos a las personas que se ponen
lo que les gusta sin importarles el qué dirán”, concluyen.

Escrito por CARLOS MIRABAL