La dificultad de emprender en tiempos de crisis no ha sido
un obstáculo para Laura Díaz de Fuentes. El 28 de noviembre de 2012, esta joven
santacrucera abrió las puertas de De Mano en Mano, una tienda de ropa, calzados
y complementos de segunda mano
, en el número 14 de la calle Callao de Lima.

Laura finalizó sus estudios universitarios en Madrid. Su deseo era irse a
Estados Unidos o hacer un Máster pero, consciente de la situación económica
actual, consideró que “no era el momento para que mis padres hiciesen un gran
desembolso económico”. Ya de vuelta a la isla, comenzó a buscar empleo pero con
poca fortuna. “Desde los 18 años he compatibilizado mis estudios con trabajos pero
cuando finalicé la carrera no tuve suerte”, comenta la  empresaria.
Un día de paseo con su madre, esta última le habló sobre la posibilidad de
montar una tienda de segunda mano, propuesta que Laura apoyó inmediatamente.
“Me gusta la moda, tengo experiencia en tiendas de ropa y me gusta trabajar de
cara al público. Era una buena oportunidad para trabajar y poner en marcha mi
propia empresa”, explica Díaz de Fuentes.
Laura, de 25 años, abrió De Mano en Mano en el local de su padre vendiendo su
ropa y la de familiares y amigos. Al mes siguiente, empezó a recibir prendas de
los clientes que se acercaban a la tienda. “La gente  me trae la ropa, acordamos entre ambos un
precio de venta y cuando la vendo me pongo en contacto con ellos para darle su
50% correspondiente”, dice sobre el funcionamiento de su negocio.
La opinión más crítica con la tiendas de segunda mano piensa que este tipo de
negocios se aprovechan de la situación de crisis actual para sacar tajada. Sin
embargo, la manera de trabajar de esta emprendedora no busca, ni desea lucrarse
a costa de las necesidades de la gente. “En comparación con otras tiendas, el
porcentaje que ofrezco es mayor. De Mano en Mano es para todas esas personas
que desean vender ropa; ya sea porque se han cansado o no les gusta, manifiesta
la licenciada en Comunicación Audiovisual. “Gano el mismo porcentaje que la
persona que me trae la prenda. La gente que viene repite porque gusta lo que
vendo y los que traen cosas han ganado dinero”, añade.
En De Mano en Mano no recogen cualquier cosa que le lleven a la tienda. Las
prendas tienen que estar en buen estado. “Busco algo diferente, que guste y se
pueda vender. Tengo de todo, desde de marcas de lujo hasta otras más económicas,
usadas o con etiqueta. He tenido productos que nuevos pueden llegar a costar
unos 300 euros y yo, de segunda mano, ponerlos en venta a 40”, declara la joven.
De no llamarse así la tienda, sería difícil adivinar de que se trata de un negocio
de artículos de segunda mano. El buen gusto se refleja en las cuatro paredes del
local. La decoración vintage, el orden y la limpieza hacen de De Mano en Mano
un lugar confortable y acogedor para comprar. “La tienda está decorada como me
gustaría verla si yo fuera clienta. No quiero dar sensación de abarrotamiento”,
manifiesta la propietaria. En este sentido la dueña administra muy bien la recepción
de ropa, calzado y bisutería que va poner en venta. “Podría tener más de lo que
tengo, todos los días viene gente a dejar ropa pero esa no es la idea. Cuando
tengo mucha ropa y me quieren dejar más, les digo que vuelvan en un mes”, subraya.
Respecto al perfil de clientes que
visita la tienda. Laura reconoce que “creía que mi tienda iba a generar mayor
interés en jóvenes. Sin embargo, ha tenido muy buena acogida entre los más
adultos. “Quizás sea por el hecho de que los jóvenes somos de una generación en
la que nos han dado todo. La gente mayor ha crecido en una época en la que había necesidades y
saben apreciar estas cosas”, relata.

Por último, Laura destaca el buen recibimiento que ha tenido por parte de los empresarios
de la zona. “Tengo muy buena relación con todos ellos. Algunos son clientes
habituales de mi tienda”, comenta con alegría. Respecto al futuro de De Mano en
Mano dice que “por ahora me veo mucho tiempo en este negocio. Si por
casualidades de la vida lo dejase, mi intención es que esta empresa siga
adelante conmigo o sin mí”, concluye.

DE MANO EN MANO

Dirección. C/Callao de Lima,14 Santa Cruz de Tenerife
Facebook.
De Mano en Mano. Clothing & Home Decor Store






Escrito por: CARLOS MIRABAL