A las 20.30 horas de mañana
jueves, día 8 de noviembre, se inaugura en el Museo Municipal de Bellas Artes
una exposición de la artista Gloria Díaz que lleva por título Rebeca
intemporal
, que reúne un total de 64 obras realizadas utilizando diferentes
técnicas
: pinturas mixtas sobre tela, dibujos (grafito, tintas, acrílico
líquido y acuarela líquida) y grabados (aguafuerte, aguatinta, lápiz graso,
punta seca, gofrado y manera negra).

La muestra, programada por el
Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife
que preside la concejal y teniente de alcalde Clara Segura, permanecerá abierta
hasta el 15 de diciembre.
Gloria Díaz presenta un trabajo
figurativo con un marcado toque poético, relacionándolo con el tópico de la
representación y la ilusión/realidad. Diferentes temas, vivencias y situaciones
han servido a la artista para reflexionar y posteriormente hacer aflorar sus
sentimientos, plasmándolos en telas, papel y planchas de metal.
Un antiguo maniquí es el elemento
clave que inspira su trabajo “en una alquimia de transformaciones de maniquíes
y retratos, mutándolos en elementos de un proceso creativo en el que van de la
mano recuerdos pasados y lectura actual”, según sus propias palabras.
En su propuesta no intenta
transmitir la imagen externa, fija, estática y acabada de una
“estructura-soporte” o maniquí en un momento determinado, sino su presencia
viva a través del tiempo, tocado…..casi manoseado, sostén de ilusiones
cautivadoras y sensuales, creando imágenes románticas y sofisticadas.
En espacios arquitectónicos,
ambientes interiores o rodeados de animales, los maniquíes nos trasladan a un
mundo caprichoso, extravagante, ornamentado y sofisticado a veces, y otras a la
sencillez, la naturalidad y la desnudez humana. En ocasiones ocultan sus
vivencias tras una máscara, elemento intemporal.
Para Gloria Díaz “el grabado va
más allá de la mera técnica, convirtiéndose en un modo de pensar y expresa
impulsos, latidos y ritmos de mi imaginario artístico mediante la superficie de
la plancha sometiéndola a mordidas, incisiones, grafismos y pronunciados
relieves que proporcionan al papel una leve tercera dimensión”.
Estas obras que ahora se exponen
han sido realizadas en un periodo aproximado de cinco años, combinando su labor
creativa con la docencia como catedrática en la Escuela de Arte y Superior de
Diseño ‘Fernando Estévez’.