El próximo domingo se celebrará
en el Teatro Guimerá un macro concierto en el que intervendrán numerosos grupos
con el que se quiere apoyar la celebración de la cuarta edición del Festival Keroxen, que este año peligraba por la falta de presupuesto económico. Este
macro concierto o fiesta pro celebración de Keroxen comenzará a las 13:00 horas
del domingo y se prevé que concluirá sobre las 23.00
. Por el escenario
del Guimerá pasarán, entre otros, los grupos musicales Grenouille, Nicotine
Swing, Tupperwear, Glasherz, Teresa Lorenzo, St Fussion, Zay Deschanel y
Depravina Trinidad
.


En la sala ‘L’ del Centro de Arte
La Recova
se instalará un servicio de catering, cuyos beneficios también
irán destinados a apoyar la celebración del festival en el mes de noviembre. En
este mismo espacio intervendrán los dj Postman, Juana La Cubana, Gustavo
Gaba  y D. WattsRiot
.

Keroxen emprendió en internet una
campaña de financiación colectiva para conseguir la partida económica
suficiente para acondicionar el espacio cultural El Tanque y pagar los gastos
de desplazamiento y estancia de los grupos que vienen de fuera de Tenerife. El
Organismo Autónomo de Cultura del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife,
que preside la concejal Clara Segura, se suma a las actividades que se están
desarrollando para conseguir este objetivo y que el espacio cultural El
Tanque
vuelva a acoger en el próximo mes de noviembre una nueva edición de
este evento, que el año pasado congregó a más de 10.000 personas.
Las entradas se pondrán a la
venta a partir de hoy, martes, al precio de 10 euros. Las taquillas
del Teatro Guimerá estarán abiertas de martes a viernes de  11 a 13 y de
18 a 20 horas.  El día del espectáculo se podrá adquirir a partir de las
13 horas en las puertas del teatro. Los fondos que se recauden irán
íntegramente destinados a la organización de Keroxen12.
En palabras de sus organizadores, Keroxen no es una exposición artística. No es un festival de música, ni un
producto cultural para consumir pasivamente sentado en una butaca o paseando
por una sala de museo. Es un lugar de fusión de distintas disciplinas
artísticas, una oferta creativa, un dispositivo, una maquinaria desde donde se
trata de estimular las interacciones humanas y artísticas. Un lugar
transformado, una audiencia trastocada, una utilidad espacial reinventada. El
Tanque
se convierte durante un mes y medio en un gran contenedor lleno de
rincones y subdivisiones en las que aparecer y desaparecer, con diferentes
acústicas y con multitud de intervenciones de grupos de música, de
performances, de danza y de artes visuales.