El pasado viernes y sábado se celebró Le Pettite Cirque, un rastrillo de moda, arte y antigüedades en el
que participaron artistas, artesanos, tiendas y negocios de restauración para
promocionar y dinamizar el consumo de la Zona Centro de Santa Cruz.

Le Pettite Cirque
fue un éxito rotundo desde el primer
día. El viernes, la calles de San Pedro Alcántara y del Clavel no pararon de recibir
a cientos de curiosos, que se acercaron al mercadillo, para darse un paseo por
las carpas o adquirir alguno de los muchos artículos interesantes que podías
encontrar a precios adecuados a todos los bolsillos.

En la mañana del sábado Paseando por Santa Cruz tuvo
la oportunidad de conversar con Tatiana y Paloma, organizadoras del evento. Ambas
expresaron su satisfacción por como había transcurrido hasta ese momento todo,
sabiendo que aún quedaba una intensa tarde para certificar, que la puesta en
marcha de esta iniciativa fue muy acertada. “Nos quedábamos sorprendidas, no esperábamos tanta
gente, se nos pasaron rapidísimo los dos días; pero lo repetiremos en Octubre”,
confesó Paloma.

Paloma y Tatiana / Foto: B.M

Los demás participantes también se mostraban
satisfechos por la organización, el ambiente y la aceptación del público. Para
algunos, como Luz Sánchez, Le Pettite
Cirque
ha servido para promocionarse. “Gracias a este evento he
dado a conocer más mi trabajo como ilustradora y diseñadora de complementos
artesanales de mi marca Pendientera en mi ciudad” explicó la creativa.

Por otra parte,
algunos vecinos también quisieron compartir con este medio, su alegría por ver
en su ciudad iniciativas de este tipo. “Fue fantástico. Una apuesta
segura para impulsar el pequeño comercio y la cultura emergente; exponiendo no
solamente ropa de un muy marcado estilo urbano, sino que también hubo cabida
para el arte, joyas hechas a mano e incluso para el tarot” declaró Sergio. “Está
bien que hagan este tipo de cosas porque así permiten que a la gente que le
guste este tipo de productos, y no se los pueda permitir normalmente, pueda conseguirlos
en mercadillos como este” añadió Iraima, su acompañante.

Laura, otra vecina que se acercó a Le
Pettite Cirque
, ha valorado la experiencia. “Ha sido un evento muy bonito,
especialmente al estar situado en el corazón de la ciudad, rebosaba
creatividad. Es una buena forma de ayudar a los pequeños comercios de la zona
que ofrecen productos diferentes”, declaró la joven.

Además, los tres coincidieron en que se deberían seguir llevando a cabo
iniciativas de este tipo en la capital, para inyectar a Santa Cruz esa dosis de
vida que le hace falta. También, estos vecinos esperan próximas ediciones de Le
Pettite Cirque
con la participación de un mayor número de comercios.

Por último, cabe destacar la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz y de
la Asociación Zona Centro para que Le Pettite Cirque se hiciera realidad. Estamos
ante un claro ejemplo que demuestra, que con la voluntad y la unión de
instituciones, comercios y vecinos del municipio se pueden lograr grandes cosas.
¡Santa Cruz no está muerta, Santa Cruz quiere vivir!.

Escrito por: CARLOS MIRABAL