Llega
septiembre al calendario y con él muchos nuevos propósitos. Entre ellos, eliminar los excesos del verano y ponernos
en forma.
Santa Cruz nos ofrece todo un abanico de alternativas para
conseguir un cuerpo diez: polideportivos,
piscinas municipales, gimnasios, institutos de belleza…
y, desde hace unos
años, centros de entrenamiento especializados en el método Pilates.  En la ciudad contamos con varios, pero en
esta ocasión conoceremos Personal
Pilates
, situado en pleno corazón de la capital y en funcionamiento desde 2007.


A un
par de minutos de la estación de tranvía y muy cerca de la transitada calle
Castillo encontramos su local, en medio un ambiente
tranquilo,
que invita a la relajación y nos aísla de la agitación de la
urbe. El centro ofrece varias modalidades de entrenamiento y propone clases
tanto de studio, con maquinas especializadas, como de suelo, donde nuestro
cuerpo debe realizar por sí mismo todo el esfuerzo. 

Su
director Iñaki Ramallo nos recibe y nos muestra las instalaciones. Resulta
increíble pensar que en unas dimensiones de no más de 100 metros cuadrados puedan realizarse
tal cantidad de ejercicios. Según nos explica, “cualquiera puede empezar a practicar esta disciplina, tan sólo es
necesario querer mejorar la condición física. Desde la primera semana podemos
apreciar los cambios en nuestro cuerpo, con un ritmo de entrenamiento de al
menos dos sesiones semanales”.

Pero,
en realidad, ¿qué aporta el Pilates a
quienes lo practican? ¿Qué lo distingue de otras disciplinas y deportes?
“Tras
la primera sesión de Pilates lo primero que notaremos será una sensación íntegral de bienestar.
Controlar al 100% nuestra estructura corporal hace que el trabajo de Pilates
sea un método de entrenamiento completo y
el más inteligente
para nuestro cuerpo. El método Pilates se diferencia de
cualquier otra disciplina deportiva sobre todo por su orden de acción. Habitualmente
se trabaja el cuerpo de fuera a adentro, haciendo que el cuerpo se acorace y
nos dé menos movimiento. En Pilates buscamos todo lo contrario, trabajar desde dentro hacia afuera
reforzando cada pared muscular para asegurar el correcto funcionamiento óseo,
evitar bloqueos corporales y favorecer la evolución permanente”, afirma Iñaki
Ramallo.

“Otra
gran diferencia es la calidad de los ejercicios
frente a la cantidad y la utilización de máquinas. Se busca realizar las
mínimas repeticiones, utilizando en cada una de ellas el cien por cien de
nuestra conciencia muscular. Así obtenemos mucho mejores resultados que si realizamos
un número extremo de repeticiones, donde a partir de la décima repetición ya no
controlamos en absoluto nuestro cuerpo. Por su parte, las máquinas permiten movimientos ingrávidos que descongestionan
huesos y músculos y aúnan en sus ejercicios armonía de movimiento y control
corporal”, continúa el director de Personal Pilates.

Según
nos comenta, Pilates es beneficioso para
todo tipo de personas:
“si te gusta el deporte, encontrarás otra forma de
analizar los ejercicios y mejorarás tu rendimiento, a la vez que alinearás
cualquier desequilibrio producido por el sobreuso continuado del cuerpo. Si
nunca has hecho ejercicio, te enamorarás de este sistema, porque se adapta por
completo a cada alumno/a haciéndole partícipe de su propia evolución. Si
padeces algún tipo de lesión, sobre todo si es provocada por congestión
vertebral, podremos convertir tu cuerpo en el que era, mejorándolo
considerablemente”.

Tras
ver una de sus sesiones de entrenamiento y comprobar que efectivamente se suda la camiseta y se consumen calorías,
sólo queda fijar la próxima cita y reunir el ánimo suficiente para conseguir un
ritmo adecuado de entrenamiento. Según afirman algunos de sus alumnos: “esto del Pilates engancha”; será por
algo. 


PERSONAL PILATES. WELLNESS, FORMACIÓN & ENTRENAMIENTO


C/
Valentín Sanz, nº 10, entresuelo.
Teléfono: 822.101.707.
mail: info@personalpilatestenerife.es
www.personalpilatestenerife.es

Escrito por: NAILEÉ CHICO