El concejal del Distrito Salud- La Salle,  José Manuel Arocha junto a los vocales del
Tagoror, ha inaugurado  hoy  una red integrada de aparatos biosaludables,
que se ha puesto en marcha para potenciar la salud y el bienestar de los
vecinos
de esta zona de la capital.


La iniciativa, que contribuye a la mejora de la calidad de
vida de los ciudadanos, objetivo prioritario del Ayuntamiento, se materializa
en 18 módulos distribuidos en 8 zonas diferentes.

El distrito  es  pionero y por primera vez en todo el
municipio se crea una red competa de estas características, que intenta
potenciar los puntos de encuentro ciudadano.  Arocha  destaca que las instalaciones aportan valor
añadido a los espacios de recreo y ocio, al tiempo que potencian hábitos
saludables.
El concejal responsable 
especificó además que “son muchas las personas que practican ejercicio y
estas dotaciones, ubicadas en muchos casos cerca de parque infantiles para
favorecer el intercambio generacional, son un complemento perfecto para el deporte
y las relaciones vecinales”.
Los nuevos parques biosaludables, que permiten hacer
ejercicio al aire libre con diferentes aparatos de gimnasia, están situados en
los complejos deportivos de Salud Cuesta Piedra, Avenida Reyes Católicos,
Parque de la Granja, Plaza de Los Gladiolos, plaza cercana al cementerio San
Rafael y San Roque, Plaza Los Sabandeños de Tomé Cano, Avenida de la
Constitución, frente al cuartel San Carlos, y Plaza de La Victoria.
El representante municipal apuntó  que a la hora de ubicarlos se han tenido en
cuenta criterios de población, así como las demandas vecinales, siendo los destinatarios
los mayores de 15 años residentes en el distrito Salud- La Salle,  se ha apostado por un diseño cuidado y
materiales de primera calidad, y se ha acordado con la sección municipal de
Proyectos Urbanos y Obras un mantenimiento regular que garantice el perfecto
funcionamiento en todo momento.
Entre los aparatos instalados hay bicicletas estáticas;
patines, que mejoran la movilidad de los miembros inferiores, aportando
coordinación al cuerpo y equilibrio, aumenta la capacidad cardiaca y pulmonar
reforzando la musculatura de piernas y glúteos, esquís de fondo, para potenciar
la flexibilidad de las articulaciones, o volante, que actúan en la musculatura
de los hombros.