Brunch, una palabra anglosajona, nacida de
la unión de dos palabras: breakfast (desayuno)
y lunch (almuerzo), para determinar
una comida que se hace entre la mañana y la tarde. Un desayuno tardío o un
almuerzo temprano. Esta palabrita que antes no nos sonaba a mucho, ahora se ha
puesto muy de moda y ya muchos son los que los fines de semana se unen a esta
tradición extranjera.

En
Santa Cruz no íbamos a ser menos y, por ello, el Gastrobar que dirige Armando
Saldanha
en el Museo de la Naturaleza y el Hombre de la capital se
ha unido a esta tendencia.
Cada
domingo entre las 11.00 y las 14.00 horas por el módico precio de 10 €
por
persona podrán disfrutar de una selección de productos para que esto del brunch
sea una auténtica delicia. El menú se compone de una variedad de zumos
naturales (zanahoria, naranja y sandía, pomelo con hierba Luisa, tomate con
albahaca o melocotón con hierba huerto), una cesta de panes variados,
croissants, huevos con beicon, salmón,
espuma de yogur con fruta y muesli, tabla de quesos con mermeladas y miel, pan
tumaca con jamón, infusiones y café. Y todo esto aderezado con la mejor música
en vivo
y en un entorno ideal. 
Una
propuesta más que atractiva para los domingos de verano en los que apetece
levantarse más tarde de lo habitual y disfrutar de la gastronomía “a mesa
puesta”. ¿No te parece?
 Foto: www.restaurantes7islas.com
Escrito por:  MADAME NOÉMIE